fbpx
Blog

5 cosas a tener en cuenta para alquilar tu casa de manera segura

04/10/2016, Autor: Casasempere Abogados

Todos los que tenéis una casa os hacéis las mismas preguntas cuando os planteáis alquilarla ¿Me pagará? ¿Qué puedo hacer si no me paga? ¿Me la cuidará? ¿Y si me la destroza? La solución a todas esas preguntas y preocupaciones pasa por hacer un buen contrato de arrendamiento y tener en cuenta algunos aspectos importantes antes de firmarlo. En este post, y gracias a nuestra experiencia, te detallaremos algunos consejos básicos a tener muy en cuenta a la hora de alquilar tu vivienda y que, con toda seguridad, te evitarán pleitos en el futuro.

Seleccionar al inquilino de manera cuidadosa.

El mejor remedio para evitar los quebraderos de cabeza que supone dar con un inquilino moroso es la prevención. Elegir bien a vuestro inquilino es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta para alquilar con seguridad tu vivienda. ¿Y cómo puedo hacer para conocerlo un poco más?:

– Solicitándole su nómina y contrato de trabajo, con el fin de comprobar su capacidad para pagar y su situación laboral, si es o no estable.

– Hacer una búsqueda en los diferentes registros de morosos que existen para averiguar si alguna vez ha estado en esa lista por tener problemas de pago.

–  Preguntarle si ha estado de alquiler anteriormente y que te diga los arrendatarios para pedirles referencias de él.

 

2º Hacer el contrato de arrendamiento por escrito.

Una vez hayas encontrado al candidato idóneo, aunque nada impide que un contrato de alquiler sea verbal, es muy recomendable que lo hagas por escrito. En caso contrario, si se produjera una discusión sobre algún aspecto del mismo sería difícil acreditar los pactos que se hayan acordado, porque como dice un refrán muy conocido por todos, al final “las palabras se las lleva el viento”. Además, el contrato debe ser firmado por todas las partes, por duplicado y en todas las hojas para evitar que luego puedan ser sustituidas o modificadas.

 

3º Hacer un inventario detallado de lo que se encuentra la vivienda.

 Otra de las precauciones a tener muy presente es la de hacer un inventario detallado sobre el estado de la vivienda y de todos los muebles, enseres, electrodomésticos, etcétera, que ésta contiene. Te aconsejamos que lo hagas incluso mediante fotografías. ¿Y qué ganas con ello?

– En primer lugar, el inventario te ayudará a acreditar todo lo que hay dentro de la vivienda y es tuyo, y con ello evitar la tentación del inquilino de llevárselo cuando termine el alquiler.

– Además, también certificas como se encontraba la vivienda cuando entró el inquilino, cuestión importante en caso de que surjan discrepancias sobre su estado de conservación y desperfectos que pudieran aparecer con posterioridad.

 

4º Pide garantías al inquilino.

 Tanto para asegurarse el pago del alquiler como los desperfectos que pudiera ocasionar el inquilino en la vivienda durante su estancia, te aconsejamos que exijas garantías ¿qué tipo de garantías?

– Una fianza que suele ser el equivalente a un mes de alquiler y se hace en el momento de formalizarse el contrato. Se utiliza para hacer frente a los desperfectos que pueda haber provocado el inquilino durante su estancia. Si han existido desperfectos se utilizará la fianza y si no han existido se le devolverá al inquilino. Esta garantía es la que exige la ley, pero, además, la propia Ley permite establecer de manera adicional otras garantías como las que a continuación os mostramos.

– Un aval, ya sea de un banco o una persona conocida por el inquilino, que nos asegurará que recibiremos los cobros correspondientes del alquiler. En caso de que el inquilino no pague, el banco o la persona que avale responderá por ello.

– Otras garantías adicionales, como por ejemplo exigirle al inquilino que pague una o dos mensualidades extra, o una cantidad fija, para garantizar tanto impagos de renta como posibles desperfectos.

– Una última opción es que acuerdes o exijas al inquilino la contratación con una compañía de seguros de un seguro de impago o desperfectos. Este tipo de seguros puede cubrir ya no solo los impagos o desperfectos ocasionados por inquilinos en la vivienda, sino también otros aspectos importantes como los gastos judiciales de abogado y procurador en caso de tener que acudir al juzgado.

 

5º Exige que el inquilino se dé alta de los suministros de la vivienda.

Por último, no cometas el error de cambiar únicamente el número de cuenta bancaria respecto de los suministros de que dispone la vivienda (luz, agua, gas, teléfono, etc.). No es suficiente con el cambio de domiciliación bancaria del pago de los mismos.

Debes exigir al propio inquilino que sea él quien dé de alta estos servicios a su nombre, ya que así será él el responsable del pago de los mismos, y si no lo hace será a quien se los corten y el único deudor.

¿Qué pasa si no haces esto? Si eres tú quien tiene dados de alta a tu nombre los suministros, te verás en la obligación de pagarlos aunque el inquilino no lo haga, y encima no podrás cortar o dar de baja el servicio mientras siga vigente el contrato y viviendo el inquilino, puesto que tu conducta podría ser considerada como un delito penal de coacciones.
Ya has visto cuáles son los aspectos que para nosotros son imprescindibles para alquilar tu casa con tranquilidad y nos gustaría saber si tú tienes alguno más que para ti sea de utilidad. Déjanos un comentario. Te lo agradeceremos mucho. Y si quieres saber más ponte en contacto con nosotros

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Casasempere abogados
Estamos en linea
¿Necesitas algo?