Ya soy adolescente ¿qué papel tengo en la custodia de mis padres?

 

La custodia de los hijos adolescentes es un tema escabroso en cualquier situación de divorcio. En este punto, tanto los padres como los profesionales que les asesoran tienen que encontrar la forma de tomar las decisiones que, en definitiva, más vayan a favorecer al menor.

Esto en muchas ocasiones, tal y como puedes imaginar, no es la regla común. De hecho lo peor y más habitual es verse enfrascados en disputas sobre la custodia de los hijos. Estas involucran a los menores, forzándoles a emitir una opinión sobre una situación que a ellos obviamente les viene muy grande.

Aquellos padres y abogados que tienen la esperanza de que el niño influya en la futura decisión que se tome, van por el camino incorrecto. En Casasempere abogados en Alicante tenemos otra forma de ver estos duros procesos. Quizás sea porque nosotros hemos pasado por ello, conocemos la mejor forma de llevar tu caso de custodia con los hijos adolescentes.

Es conveniente contar con este tipo de información en todo caso, pero más si te encuentras a las puertas de un divorcio o en medio de esta dura situación. No te preocupes, a continuación vamos a abordar todos los derechos y obligaciones que tienen tanto los ex cónyuges como los menores cuando se trata la custodia de estos últimos.

¿Pueden decidir con quién vivir?

Como siempre hacemos en Casasempere abogados en Alicante, te ofrecemos claramente la respuesta, para aclarar después todos los matices que puedan surgir. Los menores pueden expresar su voluntad, pero, quien decide al final es el Juez. Sin embargo, esta afirmación, como decíamos, contiene algunas claves a desentrañar.

La verdad es que hay un sinfín de conceptos erróneos sobre el divorcio y sus efectos en los menores. Muchas personas sienten que el divorcio es psicológicamente perjudicial para los niños, la realidad es que recientes investigaciones y estudios, como el de la psicóloga Judith Wallerstein, muestra como el divorcio no tendría por qué dañar a los niños a largo plazo a no ser que otros factores entren en juego.

En definitiva, una situación de divorcio bien llevada puede ser para los menores más beneficiosa que una convivencia tóxica llena de malos momentos y disputas familiares.

¿Qué valor tiene la opinión del menor para otorgar la custodia de los menores?

Para empezar, se empieza a tener más en cuenta la opinión del menor a partir de los 12 años de edad. Sin embargo, tampoco es vinculante, ya que el Juez, que es quien tiene la última palabra, ponderará aspectos como cuál es el grado de madurez del pequeño, la situación familiar de cada caso, y las influencias de los padres.

Es evidente que a partir de los doce años, y dependiendo del grado de madurez emocional e intelectual del menor, se tiene más en cuenta su opinión, sin embargo, la Ley no puede dejar en manos de una criatura sin culpa alguna la carga de una decisión de tal calado.

Sin embargo, en la práctica vemos como la voluntad de estos adolescentes se ha apoderado de las decisiones judiciales y en muchas ocasiones la custodia va pasando de un padre a otro a su entero antojo.

Sin querer estamos dejando algo tan serio como la educación en manos de los propios menores que sin estar intelectualmente preparados eligen con quien vivir en función de que en cada momento aquel padre que más se acerca a sus intereses concretos.

¿Qué es y en qué consiste la exploración de los menores?

La regulación legal de la prueba de exploración judicial de menores la encontramos principalmente en tres normas:

  • El Código Civil
  • La Ley de Enjuiciamiento Civil
  • La Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil –modificada por Ley Orgánica 8/2015, de 22 de julio, de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia.

Esto vino sobretodo provocado por un caso en el que el Estado español fue condenado por no escuchar a una menor en un procedimiento de divorcio. Esta sentencia, de fecha 11 de octubre de 2016, fue dictada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Resultó condenado el Estado español por no escuchar a una menor en un procedimiento de divorcio.

De modo que la exploración de los menores se trata de un procedimiento llevado a cabo por el Juez, en su propio despacho, a través de una exploración mediante una charla, de unos 10 o 15 minutos en la que además está presente el Fiscal y un funcionario que se encarga de transcribir lo que dice el menor.

Casos especiales en la custodia de hijos mayores de 12 años

En ocasiones, se general situaciones especiales que plantean todavía más dudas en el tema de la custodia de los hijos mayores de 12 años. Por ejemplo, si uno de los cónyuges tiene que mudarse de casa. En este caso será el tribunal quien continuará utilizando el estándar de los «mejores intereses” para determinar adónde debe ir el hijo.

Existen leyes que prohíben a un progenitor simplemente tomar al hijo y mudarse sin el consentimiento del tribunal o del otro progenitor, por lo que éste es un aspecto a tener muy en cuenta

Y si es mi hijo mayor de 12 años el que se niega a cumplir la visitas ¿Qué puedo hacer?

En muchas ocasiones, lo que sucede es que es el hijo quien no quiere cumplir con el régimen de visitas establecido. Cuando el menor no ha llegado a los 12 años, es obligación del padre que tiene la guardia y custodia, aconsejar al menor. Cómo si se negara a hacer los deberes, ir a la escuela o darse un baño.

Se trata de algo que se les debe inculcar aunque no quieran. Cuando el menor supera los 12 años de edad, la cosa cambia. Si bien no es un criterio unánime y no es un aspecto regulado en la ley, los jueces y tribunales suelen diferenciar entre los menores de 16 años (e inclusive menores de 15),  de los mayores de esa edad.

Una gran mayoría de jueces consideran que a partir de los 15-16 años la opinión y voluntad del menor  debe ser tenida muy en consideración por los Tribunales, y a excepción de que se denotare en el hijo inmadurez o bien hubiere sido notoriamente influenciado, debe respetarse la voluntad de éste.

¿Esto se aplica igual si no estoy casado?

A semejanza del divorcio, el procedimiento de guarda y custodia de los hijos de parejas no casadas puede ser de mutuo acuerdo (o guarda y custodia express, si prefieren la terminología comercial moderna) o contencioso. Ambos implican unos requisitos, proceso y precio diferentes.

Si no estáis casados, dependerá de la edad y el grado de madurez del menor. Tendrá que expresar sus motivos ante el juez y que este los considere válidos para cesar o continuar con el régimen de visitas establecido.

En cualquier caso, ya sabes que la custodia de hijos adolescentes y el proceso de divorcio en sí mismo es algo bastante complicado y para lo que te recomendamos asesorarte muy bien.

En Casasempere abogados en Alicante encontrarás el asesoramiento y la ayuda que necesitas para conseguir tus objetivos y la mejor situación para el menor en todo caso. Ponte en contacto con nosotros.contacta con nosotros - Casasempere Abogados en Alicante

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.