fbpx

¿Qué pasa después de una orden de alejamiento?

Podemos ayudarte
Si necesitas una solución para tu problema puedes contactarnos y te ayudaremos.

“Te he dicho que no me llames más. No vengas a mi casa, no quiero hablar más contigo. Quiero que me dejes en paz.

Te lo repito una vez. Lo nuestro ha terminado. Acéptalo. No voy a volver contigo. Si me vuelves a insultar o a levantar la voz no me va a quedar más remedio que denunciarte.”

Y a las horas tenemos la llamada de comisaría, o la pareja de policías que mientras nos ponen las esposas nos informan de que estamos detenidos por un presunto delito de malos tratos.

Y tras pasar una noche en el calabozo, en el mejor de los casos, el juez nos informa de que nos ha impuesto una orden de alejamiento.

Hoy en día todo esto es algo tan habitual, que sale tanto en los medios de comunicación, que todas las personas tienen una noción básica y clara de lo que es una orden de alejamiento.

Aun así, debemos empezar el post de hoy por:

¿Qué es una orden de alejamiento?

Una orden de alejamiento es una medida de protección que consiste en la prohibición establecida por un juez que nos impide comunicarnos o acercarnos a una distancia de una persona. Aquella distancia marcada en la resolución judicial, habitualmente entre 300 a 500 metros, y que nos obliga a no estar cerca ni aproximarnos al lugar de residencia habitual, trabajo o lugar habitual frecuentado, o aquel en el que se encuentre la víctima que ha pedido la protección y sobre la que el juez ha considerado necesario, a la vista de los hechos objeto de denuncia, establecer la medida de protección.

En la orden de alejamiento se pueden solicitar 3 medidas de protección personal:

  1. Prohibición de vivir o residir en un lugar.
  2. Prohibición de acercarse.
  3. Prohibición de comunicación.

1.- Prohibición de vivir o residir en un lugar

Conforme establece el artículo 48.1 del código penal:

1. La privación del derecho a residir en determinados lugares o acudir a ellos impide al penado residir o acudir al lugar en que haya cometido el delito, o a aquel en que resida la víctima o su familia, si fueren distintos. En los casos en que exista declarada una discapacidad intelectual o una discapacidad que tenga su origen en un trastorno mental, se estudiará el caso concreto a fin de resolver teniendo presentes los bienes jurídicos a proteger y el interés superior de la persona con discapacidad que, en su caso, habrá de contar con los medios de acompañamiento y apoyo precisos para el cumplimiento de la medida.

Consiste en la prohibición de vivir o residir en un lugar determinado, normalmente tu domicilio habitual que compartes con la víctima que ha solicitado la medida de protección, con lo que se te impide volver a tu casa mientras dure la vigencia de la orden de alejamiento.

2.- Prohibición de acercarse

Este aspecto de la orden de alejamiento viene regulado en el artículo 48.2 del código penal:

2. La prohibición de aproximarse a la víctima, o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, impide al penado acercarse a ellos, en cualquier lugar donde se encuentren, así como acercarse a su domicilio, a sus lugares de trabajo y a cualquier otro que sea frecuentado por ellosquedando en suspenso, respecto de los hijos, el régimen de visitas, comunicación y estancia que, en su caso, se hubiere reconocido en sentencia civil hasta el total cumplimiento de esta pena.

Con esta medida no sólo se te prohíbe acercarte o aproximarte a los lugares en los que se encuentre la víctima que ha solicitado la orden de alejamiento, sino que si, además, la orden de alejamiento se establece respecto de los hijos comunes, el régimen de visitas, comunicaciones y estancias queda automáticamente en suspenso mientras tenga vigencia dicha orden.

3.- Prohibición de comunicarse

Conforme se indica en el artículo 48.3 del código penal:

3. La prohibición de comunicarse con la víctima, o con aquellos de sus familiares u otras personas que determine el juez o tribunal, impide al penado establecer con ellas, por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual.

Si tienes una orden de alejamiento con prohibición de comunicación debes tener presente que tienes totalmente prohibido comunicarte por cualquier medio (WhatsApp, carta o notas, mail, redes sociales…), o mantener cualquier tipo de contacto, con la víctima.

¿Qué pasa ante el incumplimiento de orden de alejamiento?

Sí por ejemplo envías un WhatsApp a la víctima de un delito de malos tratos, estarías realizando un quebrantamiento de la prohibición de comunicación y cometerías el delito de quebrantamiento de condena.

Es un delito que viene regulado en el artículo 468.2 del código penal.

2. Se impondrá en todo caso la pena de prisión de seis meses a un año a los que quebrantaren una pena de las contempladas en el artículo 48 de este Código o una medida cautelar o de seguridad de la misma naturaleza impuesta en procesos criminales en los que el ofendido sea alguna de las personas a las que se refiere el artículo 173.2, así como a aquellos que quebrantaren la medida de libertad vigilada.

Cuando en este artículo se habla de las personas ofendidas en el artículo 173.2, debemos saber que se refiere a las personas con las que se mantiene unos lazos de familiaridad o unión más próximos, como consecuencia de la convivencia. Esos lazos son el cónyuge o persona con la que se tenga relación análoga de afectividad aún sin convivencia, descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, ya sean propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores, o personas con discapacidad, con los que se conviva.

Como podemos ver, el incumplimiento de la orden de alejamiento conlleva la pena de prisión, por lo que el cumplimiento de las medidas que incluyen la orden de alejamiento que nos impongan, es algo que debemos tomarnos muy en serio.

¿Con una orden de alejamiento puedo hablar o comunicarme con mi ex?

Como hemos visto en los puntos anteriores, si la orden de alejamiento conlleva la prohibición de comunicarse con la víctima NO podemos ni hablar, ni comunicarnos, por ningún medio con la persona protegida por la orden.

De entablar cualquier tipo de comunicación estaríamos cometiendo el delito de quebrantamiento de condena por incumplir la medida de seguridad impuesta por el juzgado.

Requisitos para imponer una orden de alejamiento

Los 3 requisitos esenciales para que el juzgado admita imponer una orden de alejamiento son:

  1. Denuncia.
  2. Pruebas de la existencia de riesgo.
  3. Solicitud por la víctima.

1.- Denuncia

La orden de alejamiento sólo puede ser impuesta por un juez tras recibir la oportuna denuncia con detalle de hechos, que permitan acreditar la existencia de riesgo para la víctima en el caso de que no se adopte la indicada medida de protección personal.

Las dos formas en la que puedes recibir una orden de alejamiento:

  • Como medida cautelar en fase de instrucción o de investigación del delito.
  • Como pena accesoria impuesta en sentencia.

Orden de alejamiento como medida cautelar

Ante la existencia de indicios de riesgo a solicitud de la víctima, el juez valora la necesidad de que mientras se realice la investigación penal para saber si los hechos cometidos pueden ser delictivos y puedan merecer el castigo penal, de forma provisional y como medida de protección a la persona, se imponga en la primera comparecencia ante el juzgado la orden de alejamiento.

Orden de alejamiento como pena impuesta en sentencia

Si en la fase de instrucción penal o fase de averiguación de los elementos necesarios para decidir si es necesario pasar a juicio, ante la existencia de hechos que pueden ser merecedores de sanción penal, no se ha impuesto la orden de alejamiento, esta puede ser impuesta tras el juicio en la sentencia de condena.

Y también puede ser que haya tenido una orden de alejamiento durante la instrucción y después se confirme su imposición en la sentencia tras el juicio. En este supuesto debes saber que el tiempo impuesto durante la fase de instrucción se descuenta de la sentencia, con lo que restaría de cumplir el tiempo que quedase pendiente.

En los delitos de violencia de género es una pena accesoria que puede ser impuesta como medida adicional, para evitar que ante la condena penal se puedan producir nuevos hechos que atenten contra la seguridad de la víctima.

2.- Pruebas iniciales de la existencia de riesgo

No hay la más mínima discusión respecto a su necesidad si junto a la denuncia se acompaña un parte médico con lesiones, o si se aporta una grabación en la que se deja claro que el agresor ha insultado, acosado o faltado al respeto a la víctima.

Cualquier indicio de prueba, mensajes de WhatsApp, comentarios en redes sociales, audios, videos, notas o cartas manuscritas, permiten demostrar la existencia de veracidad sobre el hecho denunciado y entender que dichos hechos puedan verse repetidos nuevamente.

Debemos recordar que, en los temas de violencia de género, la simple declaración de la víctima puede ser prueba de cargo o prueba de acusación suficiente para entender desvirtuado el principio de presunción de inocencia. Es decir, puede ser prueba suficiente para dictar una sentencia de condena.

Por ello, debemos tener muy presente que en este tipo de procesos sobre violencia de género se produce una inversión de la carga de la prueba que hace que sea el denunciado, acusado o investigado, el que tenga que probar su inocencia.

La simple denuncia con el relato de los hechos sirve de prueba válida para permitir la condena penal y por lo tanto para dictarse de inicio una orden de alejamiento.

Con todo esto, si quieres evitar llegar a comisaría esposado por un delito de violencia de género y tu intención es tener el máximo de posibilidades para defenderte, te recomendamos que leas nuestro post 9 pasos previos para evitar las denuncias falsas por violencia de género.

En este post damos pautas y consejos para generar y disponer de pruebas que permitan defenderte en caso de recibir una denuncia falsa en la violencia de género.

El conocimiento y saber cómo actuar marca la diferencia entre ganar o perder.

Y si eres de los que valora su tiempo y prefiere más que leer ver vídeos y aprovechar el tiempo en los desplazamientos en el metro, tranvía o autobús para ver contenidos de valor.

Te dejamos el enlace a una serie de cuatro vídeos de nuestro canal de youtube en el que explicamos pasos a realizar para evitar la temida denuncia por violencia de género.

Te dejamos el link para que puedas visualizarlos:

3.- Solicitud de la víctima

Esto es algo automático que forma parte del protocolo de actuaciones ante una denuncia de violencia de género, y que explican con detalle, y contrastan con la víctima preguntándoselo en comisaría o en el cuartel de la guardia civil, al momento de recibir la oportuna denuncia.

Tras recibir los hechos de la denuncia y hacer el oportuno cuestionario para valorar el riesgo existente, se le pregunta si es su deseo solicitar una orden de alejamiento.

En el propio atestado policial ya se incluye la solicitud de dicha medida.

¿Produce el encuentro fortuito quebrantamiento de condena?

Es una cuestión habitual que suelen preguntarnos: ¿qué pasa si me encuentro fortuitamente a la víctima? ¿qué hago?

Es muy sencillo. Si por ejemplo entras en un restaurante y de repente entra la víctima y ves que no se marcha nada más verte, debes pedir de forma inmediata la cuenta y marcharte. Tú tienes la orden de alejamiento, con lo que eres tú quien debe irse.

Si estás comprando en el supermercado y de repente te encuentras al doblar el pasillo a la víctima, debes dejar el carro o la cesta allí mismo e irte.

Tu reacción al encontrarte fortuitamente con la víctima en cualquier lugar siempre debe ser IRTE. Y te recomendamos que actives la grabación de tu cámara de video para demostrar que te estas alejando de manera rápida y sin pausas. Coge la distancia que te ha sido impuesta en al auto que te imponía la orden de alejamiento.

Debes saber que si tu ex pareja, ahora víctima protegida por la orden de alejamiento, llama a la policía y pone en conocimiento que estás presente incumpliendo la orden de alejamiento, de forma automática se va a personar una patrulla de la policía o guardia civil para protegerla y verificar los hechos.

Por lo tanto, debes salir del lugar a toda prisa para que cuando la policía se entreviste con los testigos presenciales pueda verificar que tu reacción inmediata ha sido salir de allí.

Debes activar la grabación y de ser posible la cámara para acreditar que no te has comunicado ni dirigido a la víctima.

Recuerda que en la mayoría de las ocasiones la orden de alejamiento incluye también una orden de comunicación, por lo que ni se te ocurra hablarle o dirigirle la palabra.

Si te encuentras a la víctima debes salir de allí cuanto antes y sin decir ni una palabra.

Y sí. Si estas en una representación teatral, un concierto, una fiesta o el lugar que sea y tu ex víctima protegida por la orden aparece en ese lugar, debes irte y dejar lo que estés haciendo.

El delito de quebrantamiento de condena es tan sencillo para ser merecedor de una sentencia de condena como acreditar tu presencia física dentro de la distancia de seguridad impuesta y en un lugar concreto en el que también se encontraba la víctima, incumpliéndose por tanto la distancia establecida o entablando comunicación.

¿Se puede quitar la orden de alejamiento?

Igual que es un requisito imprescindible para su imposición la solicitud por la víctima, para su eliminación, al menos en la fase de instrucción, también resulta necesario que así sea solicitado o admitido por la víctima.

En condiciones normales, el obligado a cumplir la orden de alejamiento o investigado es el que se va a oponer a la medida de protección y, en su caso, solicitará del juzgado a lo largo de la instrucción con las pruebas que se vayan poniendo de manifiesto el levantamiento de la orden de alejamiento establecida.

La forma más rápida de quitar la orden de alejamiento es mediante la solicitud de la propia víctima que la ha pedido. Si la propia víctima pide la revocación de la orden de alejamiento, es un indicio más que suficiente de que ya no existe peligro y tras el visto bueno del ministerio fiscal el juez aceptará dejarla sin efecto.

¿Se puede vivir juntos con una orden de alejamiento?

Pues, aunque parece un supuesto descabellado, te podemos asegurar este supuesto lo hemos vivido. Debes tener presente que la denuncia por malos tratos pone de forma automática la maquinaria de protección de la víctima.

No es la primera, ni seguro será la última vez, que asistimos a una pareja en comisaría por agresiones o lesiones mutuas como consecuencia de una discusión más que acalorada, y que tras el momento de tensión en el que se solicitan todas las medidas de protección, a los pocos días, conviven pese a la orden de alejamiento.

Que sepas que si estás en esta situación estás en un total peligro. Al más mínimo roce te pueden denunciar por incumplimiento de la orden de alejamiento y te puedes ver envuelto en un problema muy serio.

Piénsatelo muy bien antes de llegar a poner en riesgo tu propia libertad, porque si ya se ha llegado a la denuncia y a la solicitud de la orden de alejamiento, es muy fácil que la tensión se vuelva a producir.

¿La víctima puede quebrantar la orden de alejamiento?

Mucho se ha escrito sobre esto, y la conclusión de la jurisprudencia y doctrina es dispar. Hay Audiencias que consideran que la colaboración consintiendo con sus propios actos la víctima el incumplimiento de la orden de alejamiento, puede dar lugar a que la propia víctima sea condenada por un delito de quebrantamiento por cooperadora necesaria.

Lo que sí debemos dejar muy claro es que, aunque voluntariamente se incumpla la orden de alejamiento, como, por ejemplo, manteniendo contacto pese a la prohibición de comunicación, o reanudando la convivencia, el hecho de que exista consentimiento expreso de la víctima no sirve de excusa exculpatoria. En caso de denuncia ante un nuevo roce en la relación que sepas que vas a ser enjuiciado como autor de un delito de quebrantamiento de condena.

Absolución ante el quebrantamiento de la orden de alejamiento

¿Es posible conseguir la absolución ante el quebrantamiento de la orden de alejamiento?

Ante esta pregunta, debes saber que, en aplicación del principio de intervención mínima del proceso penal y del principio de in dubio pro reo, la condena penal debe ser el último recurso siempre que no exista la más mínima duda que permita entender la inocencia del autor del delito.

Ante el más mínimo atisbo de inocencia o duda en aplicación del principio de presunción de inocencia penal, se debería obtener una sentencia absolutoria.

Nuestra recomendación. No tientes la suerte. Hoy en día gracias a los dispositivos móviles es muy fácil disponer de pruebas que permitan acreditar que te has aproximado o que has mantenido contacto con la víctima.

El que juega con fuego termina quemándose, así que la mejor opción es cumplir a rajatabla con la medida de protección impuesta y no dar el más mínimo motivo que pueda servir para provocar una denuncia por quebrantamiento de condena.

¿Cómo vigilan una orden de alejamiento?

Al momento de recibir una denuncia por violencia de género se realiza un test en el que un programa informático realiza una valoración del riesgo en cuatro niveles.

  1. Riesgo bajo
  2. Riesgo medio
  3. Riesgo alto
  4. Riesgo extremo

En el riesgo bajo, se facilita un teléfono de contacto y se mantienen contactos esporádicos con la víctima de cara a mantener un control o vigilancia por parte de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado.

En el riesgo medio se le entrega teleasistencia mediante un teléfono de control y se le asigna un agente de contacto como enlace que mantiene el contacto habitual con la víctima, y comprueba de forma regular que no haya perturbaciones o incumplimientos de las medidas de protección.

En el riesgo alto se realiza un control aleatorio de los movimientos del agresor y control esporádico con las personas que ésta frecuente. Se pone a disposición de la víctima centros de acogida para su protección y se pueden llegar a instalar hasta pulsera telemáticas al agresor, para controlar el cumplimiento de las medidas de protección.

En el riesgo extremo se hace un control intensivo de los movimientos del agresor, protección permanente de la víctima y vigilancia de los centros escolares de los hijos de la víctima.

De hecho, el art 468 del código penal contempla como una modalidad de quebrantamiento el inutilizar dichos sistemas de control:

3. Los que inutilicen o perturben el funcionamiento normal de los dispositivos técnicos que hubieran sido dispuestos para controlar el cumplimiento de penas, medidas de seguridad o medidas cautelares, no los lleven consigo u omitan las medidas exigibles para mantener su correcto estado de funcionamiento, serán castigados con una pena de multa de seis a doce meses.

Duración de la orden de alejamiento

Encontramos la respuesta en el artículo 57.2 del código penal y en líneas generales no puede exceder de diez años en los delitos graves y de cinco años en los menos graves.

1. Los jueces o tribunales, en los delitos de homicidio, aborto, lesiones, contra la libertad, de torturas y contra la integridad moral, trata de seres humanos, contra la libertad e indemnidad sexuales, la intimidad, el derecho a la propia imagen y la inviolabilidad del domicilio, el honor, el patrimonio y el orden socioeconómico, atendiendo a la gravedad de los hechos o al peligro que el delincuente represente, podrán acordar en sus sentencias la imposición de una o varias de las prohibiciones contempladas en el artículo 48, por un tiempo que no excederá de diez años si el delito fuera grave, o de cinco si fuera menos grave.

No obstante lo anterior, si el condenado lo fuera a pena de prisión y el juez o tribunal acordara la imposición de una o varias de dichas prohibiciones, lo hará por un tiempo superior entre uno y diez años al de la duración de la pena de prisión impuesta en la sentencia, si el delito fuera grave, y entre uno y cinco años, si fuera menos grave. En este supuesto, la pena de prisión y las prohibiciones antes citadas se cumplirán necesariamente por el condenado de forma simultánea.

2. En los supuestos de los delitos mencionados en el primer párrafo del apartado 1 de este artículo cometidos contra quien sea o haya sido el cónyuge, o sobre persona que esté o haya estado ligada al condenado por una análoga relación de afectividad aun sin convivencia, o sobre los descendientes, ascendientes o hermanos por naturaleza, adopción o afinidad, propios o del cónyuge o conviviente, o sobre los menores o personas con discapacidad necesitadas de especial protección que con él convivan o que se hallen sujetos a la potestad, tutela, curatela, acogimiento o guarda de hecho del cónyuge o conviviente, o sobre persona amparada en cualquier otra relación por la que se encuentre integrada en el núcleo de su convivencia familiar, así como sobre las personas que por su especial vulnerabilidad se encuentran sometidas a su custodia o guarda en centros públicos o privados se acordará, en todo caso, la aplicación de la pena prevista en el apartado 2 del artículo 48 por un tiempo que no excederá de diez años si el delito fuera grave, o de cinco si fuera menos grave, sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo segundo del apartado anterior.

3. También podrán imponerse las prohibiciones establecidas en el artículo 48, por un periodo de tiempo que no excederá de seis meses, por la comisión de los delitos mencionados en el primer párrafo del apartado 1 de este artículo que tengan la consideración de delitos leves.

Se debe tener presente que si la orden de alejamiento está establecida en medidas cautelares, en la fase de instrucción durará hasta que exista sentencia.

¿Te ha parecido útil la información de este post?

Te pedimos encarecidamente dos favores:

1.- Si quieres recibir más contenidos de valor, te animamos a que nos sigas en Facebook. Publicamos prácticamente a diario contenido de valor.

No querrás perdértelo, ¿no?

Dale me gusta y empieza a disfrutar de todos los contenidos en video que subimos cada semana.

 Me gusta

Si piensas que este post aporta valor, te pedimos que lo compartas en tus redes sociales. Ayúdanos a que llegue al mayor número de personas posible. Dale a me gusta y, si tras leerlo todavía te queda alguna duda o pregunta más  y no encuentras respuesta, déjanos tu comentario explicándonos tu duda para podamos ayudarte.

Y si tienes alguna otra duda, te pedimos que la compartas con nosotros para poder ayudar a cuantos más padres y madres divorciados a despejar las dudas que el camino del divorcio o ruptura de pareja les provocan.

2.- Si eres de los que prefiere el video de YouTube, también puedes ayudarnos. Suscríbete a nuestro canal de YouTube 

 Suscríbete

Síguenos en instagram @casasempereabo, déjanos un comentario en la publicación de este post con un emoticono de corazón naranja y poniendo “yo soy un bendivorciado” y te anticiparemos de que vamos a escribir en nuestro post la semana que viene.

¿Te gustaría no volver a pisar un juzgado por un asunto relacionado con tus hijos?

¿Estas cansado de gastar dinero en abogados?

Necesitas aprender a ver tu divorcio desde otra perspectiva.

Te invitamos a que leas nuestra trilogía “BENDICE TU DIVORCIO” y que aprendas a cambia tu percepción de lo que vives a diario con tu divorcio. El verdadero secreto está en no culpabilizar a los demás y empezar a asumir el 100 % de responsabilidad de lo que vives.

En esta trilogía te transmito mi propia experiencia personal para que puedas acceder a los aprendizajes necesarios que te van a ayudar a salir del conflicto.

 Comprar Libro

Y deja de pagar dinero en abogados cada vez que salta un conflicto con tu ex. De verdad, te lo digo con la mano en el corazón. Casasempere abogados y yo, deseamos que empieces a vivir la vida que te mereces alejado de los juzgados.

Padre Divorciado y experto en el Área de Familia en Casasempere abogados.

Muchísimas Gracias.

Deja un comentario

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?