Entradas

Conoce nuestro Servicio Habla con mi Abogado

Día tras día estemos con la misma preocupación sin ponerle remedio. Y es que la sociedad no nos lo pone fácil:

  • Abusos en facturas.
  • Conflictos con vecinos, compañeros de trabajo, familiares.
  • Herencias en las que hay gato encerrado.
  • Impagos o deudas sin resolver.
  • Más y más y más…

Hasta ahora había sido suficiente con enviar esos asuntos sin resolver al cuarto oscuro. Y lo entendemos. A día de hoy, hay que ser valiente para ponerse en manos de un abogado.

Por eso hemos creado el servicio Habla con mi abogado, con el que conseguirás atención y consejo GRATUITO por parte de un abogado de garantías. Haz click en el enlace y descubre cómo.

3 cosas que debes saber para optar a la Justicia Gratuita

La asistencia jurídica gratuita es un Derecho que tienen todas las personas que no tienen los recursos económicos suficientes para ir al juzgado y litigar.

Esto que parece lo más normal del mundo, la mayoría de las personas lo desconocen y es un Derecho fundamental.

Tenemos Derecho a una Justicia Gratuita

 

  1. ¿Quién tiene derecho a la justicia gratuita?

Con carácter general, tienen derecho las personas que no superen por unidad familiar (contando los ingresos de todos los miembros familiares) dos veces y medio el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), que en este año 2016 supone la cantidad de 15.975,33 euros anuales (ver revisiones anuales en www.iprem.es).

  1. ¿Qué derechos se tiene si te conceden la asistencia jurídica gratuita?
  • Nombramiento de un Abogado y un Procurador de oficio en aquellos procedimientos en los que sea obligatoria su intervención.
  • Informe pericial gratuito cuando fuere preciso.
  • Derecho a un intérprete, si eres extranjero.
  • Exoneración en el pago de las costas procesales en el caso de serle impuestas.
  • Exención de pago de tasas y depósitos necesarios para interponer recursos.
  • Si los ingresos son mínimos, reducción de la cantidad a pagar a Notarios y Registros.

 

  1. ¿Dónde hay que dirigirse para acceder a este Derecho?

Para solicitar este Derecho debéis dirigiros a los Servicios de Orientación Jurídica de los Colegios de Abogados, que son los que tramitan las solicitudes. Normalmente este servicio se encuentra en el Juzgado de la localidad. En la ciudad de Alicante, por ejemplo, el servicio de Orientación Jurídica que atiende estas solicitudes, todos los días de 9.30 horas a 13.30 horas, a las primeras 30 personas que lleguen, se encuentra en los Juzgados de Alicante situados en la Avda. Aguilera, nº 53, entrando por la calle Pardo Gimeno.

Para cualquier duda que tengáis respecto de este tema podéis consultarnos a nosotros o visitar la página web www.justiciagratuita.es, la cual os será de gran ayuda.

Esperamos que os haya sido de utilidad este post y si quieres estar al día entra en nuestro blog

8 dudas que se te pasan por la cabeza antes de hacer Testamento

El otro día, hablando con mi mujer le manifesté la conveniencia que hiciéramos testamento. Tendríais que ver la cara que se le quedó. Muchas preguntas le surgieron en ese momento ¿para qué sirve un testamento? ¿Es necesario hacerlo si somos tan jóvenes? ¿Qué problemas evita? ¿Qué pasa si no se hace?

A continuación os resolvemos 8 preguntas que la mayoría de los clientes también nos hacen en el despacho acerca del testamento, y de su conveniencia o no para hacerlo.

¿Qué es el testamento?

El testamento recoge la voluntad de una persona para repartir sus bienes en el momento en que fallezca.

¿Qué ventajas tiene hacer testamento?

  • Gracias a él os garantizáis que se cumplan las decisiones acerca del futuro de vuestros bienes.
  • Evitáis que puedan heredar personas no deseadas.
  • Si no tenéis familia, gracias al testamento elegís a qué personas dejarles vuestro patrimonio y con ello impedís que vuestros bienes vayan a parar a manos del Estado.
  • Además, con el testamento facilitáis a vuestros seres más queridos el camino para que en su momento se adjudiquen la herencia y se repartan sus bienes. No hacerlo les supone a ellos muchos más quebraderos de cabeza, muchas más gestiones y conflictos, y con ello muchos más gastos económicos.
  • Y por último, este motivo es más espiritual, el testamento os hace ver y tomar conciencia de que en esta vida estamos de paso, y que debemos aprovechar cada minuto de nuestro tiempo para vivirla con intensidad y pasión.

¿Cómo se hace un testamento?

La forma habitual es bien sencilla. Solo tenéis que acudir al Notario con el D.N.I y explicarle como deseáis repartir vuestro patrimonio.

El testamento no se puede delegar en otras personas. Sólo lo puedes hacer tú. Es personalísimo.

Tampoco es obligatorio que cuando lo hagáis tengáis que concretar los bienes que tienes y hacer un inventario. Únicamente debéis decir a quien le dejáis esos bienes y cómo os gustaría repartirlos.

¿Qué precio tiene?

Salvo casos excepcionales, el precio del testamento suele rondar entre 40 y 60 euros.

¿Con el testamento puedo dejar mis bienes a quien quiera y como quiera?

No. Hay un límite, las legítimas. ¿Y qué son las legítimas? Pues es el derecho a heredar que la ley concede a las personas más cercanas a ti. A tus hijos o descendientes primero, luego a tus padres y finalmente a tu marido o mujer. Por ese orden. A la hora de hacer testamento debes tener en cuenta a estas personas sí o sí, quieras o no quieras, ya que así lo establece la Ley, a no ser que decidas desheredarlo por alguna causa de importancia, aspecto este que también se contempla en la Ley.

¿Y qué parte de legítima compone la herencia? Pues si la herencia la dividimos en tres partes, las legítimas conforman las dos terceras partes de la misma. En una de esas dos terceras partes se puede mejorar y beneficiar a uno o varios de los herederos de esas legítimas. Por ejemplo, si los herederos con derecho a legítima son tres hijos, una tercera parte de esa legítima iría para los tres y la otra parte el que hace testamento se la puede dar incluso toda a uno de los tres hijos.

¿Y qué pasa con la tercera parte de la herencia? La tercera parte de la herencia se la puedes dar a quien quieras. Es de libre disposición.

¿El testamento que hagas vale para siempre?

No. Puede revocarse y modificarse las veces que quieras, de modo que el que hagas con posterioridad sustituye al anterior y lo deja sin efecto.

¿Cuál es el testamento que normalmente hacen las personas?

Quienes hacen testamento, la mayoría suelen ser personas casadas con hijos, suelen dejar el uso y disfrute (usufructo) de todos los bienes a su pareja y nombran como herederos a sus hijos. En estos casos, por ejemplo, la pareja que viva se podría quedar con el uso de la vivienda familiar o de otros bienes sin que los hijos puedan negarse, pero nunca podría vender ningún bien sin el consentimiento de ellos, ya que estos como herederos son los auténticos propietarios.

¿Y qué pasa si no hago testamento?

Si no haces testamento la herencia no se pierde, ni tampoco la hereda el Estado si tienes familia.

La ley determina unos herederos siguiendo un orden de parentesco (hijos, padres, cónyuge, hermanos…), tanto si estas casado y con hijos como si no lo estás ni tampoco tienes descendencia. El hecho de no hacer testamento no impide que ellos hereden pero como hemos dicho antes, dará lugar a más trámites y más coste económico.

Y, ¡ojo!, que si no tienes familia y no haces testamento para designar a quien quieres dejar tus bienes, todos esos bienes pasarán a manos del Estado.

Bueno, esperamos haberos aclarado algo acerca de los testamentos y de su conveniencia de hacerlos. Si tienes cualquier duda ponte en contacto con nosotros.

 

 

5 motivos para elegir un abogado privado en caso de accidente de tráfico

Acabas de tener un accidente de tráfico y te asaltan las preguntas y dudas: ¿Tengo que llamar a la policía? ¿Cómo se rellena un parte amistoso de accidente? ¿Debo ir al médico inmediatamente o llamo antes a la compañía de seguros? ¿Reparo el coche en cualquier taller o debo esperar a ver qué me dice la compañía? ¿Debería poner una reclamación? ¿Qué cantidad puedo pedir por el accidente sufrido y quien me la pagará?

 

En este post, como especialistas en accidentes de tráfico, te damos 5 motivos, a través de respuestas, a cinco preguntas que sueles hacerte cuando has tenido un accidente y te planteas ponerte en manos de un abogado.

  1. ¿Me fío del abogado que me asigna mi propia compañía de seguros?

Habitualmente, cuando sufres un accidente de tráfico, es tu compañía quien suele asignarte un abogado, y como no, intentas que ese abogado sea la solución a todos tus problemas, pero no es así:

  • No tienes forma de dar o reunirte con él unos minutos.
  • Tu relación con él no es lo bastante cercana. De hecho, existen casos en los que ni llegas a conocer a tu abogado, ya que todo es de manera telefónica, o el despacho ni siquiera está cerca de la ciudad donde vives.
  • Dudas de todo lo que te dice, no por el abogado en sí, sino porque te lo ha asignado la compañía de seguros, y las compañías de seguros tienen acuerdos entre ellas que nos hacen dudar de su imparcialidad y objetividad. Porque lo más normal es que miren por sus intereses y no por los tuyos.

Con todo ello, aunque agradeces el gesto de la compañía de poner a tu disposición un letrado comienzas a pensar que, en el fondo, no es tu abogado de confianza, sino más bien el de la aseguradora. Que su verdadero cliente es la compañía y no tú.

  1. ¿Tengo posibilidad de elegir yo mismo un abogado para que me lleve el accidente, distinto del que me ha asignado la compañía?

Por supuesto que sí. Debes saber que en estos casos también tienes derecho a designar a un abogado privado, y de confianza. El que tú quieras. En ningún caso tienes la obligación de quedarte con el abogado que te asigna la compañía.

  1. ¿Cuáles serían los honorarios en caso de elegir ese abogado?

Aun sabiendo que puedes elegir abogado, normalmente sueles descartar esta opción ya que supones que este abogado te generará un gasto y además importante. Pues que sepas que ese Abogado que elijas es gratuito, ya que sus honorarios serán satisfechos por tu propia compañía de seguros en base al seguro que tienes concertado con ellos, en concreto a la cobertura de defensa jurídica.

  1. ¿Y ese abogado es gratuito siempre, y en cualquiera de los casos yo no tendría que pagar nada?

En estos casos, en principio y como regla habitual, no tendrías que pagar cantidad alguna.

De todas formas, si eliges un abogado privado mira siempre tu póliza y comprueba sobre todo dos cosas:

  • Una, si cubre el servicio. Si eres el conductor, cubre el abogado privado en la práctica totalidad de los casos. Si eres ocupante, depende de la póliza y la compañía de seguros con la que contrates.
  • Otra cosa que debes tener en cuenta, esta sí es importante, es el hecho de que el pago del abogado normalmente suele estar limitado en tu póliza a una cantidad máxima, por lo que si los honorarios superasen esa cantidad tendrías que pagar la diferencia. Por eso, es conveniente, primero, comprobar si en tu seguro existe un límite en los honorarios de un abogado libremente designado por ti, y segundo, en el supuesto en que sí exista, sería aconsejable que hablaras con ese abogado que designarás, para que te aclarase previamente sus honorarios, y si tendrías que pagar algo si los mismos exceden de ese límite establecido en el seguro.

En Casasempere abogados el servicio es gratuito y el cliente no paga ninguna cantidad, aun en el caso de que los honorarios se excedan del límite de la póliza, ya sujetamos nuestros honorarios a ese límite.

  1. ¿Cómo se gestiona el pago de los honorarios del abogado? ¿Debo anticiparlo antes de mi bolsillo o posteriormente?

Este es otro extremo que debes aclarar con el abogado que elijas ya que este tema es importante:

  • Normalmente, los abogados especialistas en accidentes de tráfico no suelen exigir previamente al cliente ninguna cantidad. Suelen esperar a que cobre la indemnización.
  • Una vez obtienes tu indemnización, muchos despachos descuentan de la misma sus honorarios, a pesar de que algunos luego te ayuden a que esos honorarios te los devuelva la compañía. Pero esa no es la única opción.
  • Hay otra opción menos habitual pero mucho mejor para el cliente. La misma consiste en que no adelantes ninguna cantidad, y una vez hayas cobrado la indemnización tampoco se te descuenten los honorarios de tu indemnización. En esta opción tú no tienes que pagar absolutamente nada. El abogado es el que gestiona con la compañía el pago de sus honorarios, honorarios que normalmente te ingresarán a ti para que le entregues al abogado o, excepcionalmente, se los pagarán directamente al abogado.

En el despacho tenemos esta opción. Respetamos la indemnización del cliente y, una vez cobra la misma, gestionamos con su compañía el pago de los honorarios, de tal forma que el cliente cobra su indemnización íntegra y se desentiende del pago de los honorarios.

En definitiva, si tienes un accidente de tráfico no debes dejar pasar la oportunidad de designar un abogado de confianza costeado por tu compañía de seguros, y con el que dejes muy claro el tema de los  honorarios, límites y formas de pago. Un abogado privado a coste cero, lo cual se verá reflejado muy favorablemente en el acuerdo final.

Confiamos que te haya gustado. Comparte el post en tus redes sociales y déjanos tus sugerencias y preguntas en comentarios. Nos encantaría saber tu opinión: ¿Te ha parecido interesante? ¿tienes alguna duda? ¿añadirías algún consejo más?

Los motivos por los que te puedes librar de pagar una multa

¿Estás indignado porque te han multado de forma injusta? ¿Crees que la Administración no tiene razón al sancionarte?  No te resignes a pagar la multa y recúrrela.

8 motivos por los que te puedes librar de pagar multas

  1. Te han comunicado la sanción de forma defectuosa.

La Administración tienen la obligación de indagar cuál es tu domicilio para notificarte la multa, y sólo cuando hayan hecho todo lo posible y no te localice, te la puede notificar mediante su publicación en el BOE. Por lo que si recibes de Hacienda la reclamación para que pagues la multa, pero no te han notificado la sanción previamente por vía administrativa, podrás recurrirla para que te la anulen.

  1. Te han notificado la multa fuera de plazo.

Tanto la DGT, como los Ayuntamientos, tienen un plazo limitado para comunicarte las sanciones, que será de 3 meses en el caso de sanciones leves -por ejemplo, las multas por estacionamiento en zona de paso para peatones-, de 6 meses para las graves – por ejemplo, no hacer uso del cinturón de seguridad- y de 1 año para las muy graves –conducir con tasa del alcohol superior a 0,25 mg/l en aire espirado-.

En caso de que te llege la multa a tu casa más tarde podrás alegar que se encuentra prescrita y no tendrás que pagarla.

  1. No te cobran la sanción a tiempo.

Por ley, la Administración tiene un plazo de 4 años desde que la sanción es firme (cuando ya no se puede recurrir) para iniciar el procedimiento para cobrarte la multa, y si no cumple con este plazo, ya no podrá hacerlo porque la sanción estará prescrita.

  1. Presuponen que eres el culpable.

Suele ser habitual que no te paren e identifiquen en el momento en que cometes la infracción y te remitan la multa directamente a casa. En estos casos, lo primero que debes recibir es una solicitud para que identifiques al conductor.

Si no es así, entonces la Administración presupone que el propietario del vehículo es quien ha cometido la infracción, cuando no tiene porque ser así, motivo este por el que se puede anular también la multa.

  1. La sanción contiene datos incorrectos.

Es muy importante que examines con detalle los datos que se recogen en la multa porque si a esta le falta algún dato importante o el mismo no es correcto, en especial si el defecto afecta tanto al vehículo como al autor de la sanción – DNI, matrícula, color, modelo- u otra información que no aparezca correcta en la multa, la misma podrá ser recurrida con grandes posibilidades de éxito.

  1. Falta de información sobre la perdida de puntos.

En el caso de que nos multen y dicha sanción conlleve la pérdida de puntos del permiso, pero el agente en ningún momento nos informada de esta circunstancia, dicha falta de información puede suponer también al éxito en el recurso y que nos anulen la multa.

  1. Si el Agente que te sanciona no corrobora su versión.

Algo a lo que la Administración no le suele dar importancia, y que es de especial relevancia, es que cuando te ponen una multa puedes recurrirla pidiendo las pruebas que justifiquen la sanción.

En muchas ocasiones, lo único que te incrimina es la palabra del agente, quien tiene la obligación de ratificar, en un nuevo informe, si lo solicitas, su versión de los hechos, y si no lo hace o lo hace una vez pasado el plazo, entonces, existe una falta de pruebas que toda probabilidad supondrá el existo de tu recurso.

  1. Errores en los márgenes de velocidad.

Las multas de tráfico por exceso de velocidad son las más comunes y, aunque se tenga la creencia que son difíciles de recurrir, no lo son tanto. Y es que, no existe ningún radar cuyo margen de error sea del 0%, por lo que siempre habrás que fijarte en el radar te ha ‘cazado’ y comprobar su fiabilidad mediante un informe, o si está debidamente certificado o aprobado, así como si la matrícula de tu vehículo aparece borrosa, lo que jugará a nuestro favor para recurrir la multa con elevadas posibilidades de éxito.

Vale, ¿y cómo recurro la multa?

Una vez que hayas recibido la multa, tienes un plazo de 20 días (incluyendo sábados, domingos y festivos) para presentar alegaciones explicando los motivos por los que consideras que has sido sancionado injustamente, aportando las pruebas que creas conveniente en tu defensa.

Presentadas las alegaciones, pueden suceder varias cosas, en primer lugar, que la Administración practique alguna prueba (por ejemplo requerir al agente que te puso la multa para que se ratifique en su versión de los hechos), en cuyo caso te enviaran copia de la misma y te concederán un plazo de 15 días para decir lo que creas conveniente.

En segundo lugar, y lo que suele ser más habitual, que directamente te notifique la resolución sancionadora, donde ya no será posible el pago con acogiéndonos a la bonificación del 50%, y contra el que podrás presentar recurso administrativo en el plazo de un mes ante la propia Administración.

Además de los recursos en vía administrativa, es importante que tengas en cuenta la posibilidad que existe de impugnar las multas en vía judicial, donde se obtienen muy buenos resultados en la anulación de las mismas, como consecuencia de la indefensión creada a la persona sancionada por la Administración debido a no tramitar los expedientes como debería legalmente.

Y si te ha ocurrido y quieres que un abogado te lo haga más fácil ponte en contacto con nosotros.

 

En muchas ocasiones, la falta de tiempo, la incertidumbre, y el desconocimiento del procedimiento llevan a que la mayoría de las personas no recurran las multas que se les imponen, pagándolas rápidamente para acogerse al descuento del 50% y perdiendo así el derecho a presentar un recurso y cualquier opción de defensa.

Pero como te acabamos de contar, eso no quita que existen multitud de razones por las que con unas altas posibilidades de éxito es posible anular una multa y que no haya que pagar nada. Para ello es necesario contar con un equipo de profesionales que te haga fácil lo que tú ves imposible. Conocer las claves a la hora de recurrir es fundamental si no quieres que la Administración se salga con la suya de cualquier manera.

5 cosas a tener en cuenta para alquilar tu casa de manera segura

Todos los que tenéis una casa os hacéis las mismas preguntas cuando os planteáis alquilarla ¿Me pagará? ¿Qué puedo hacer si no me paga? ¿Me la cuidará? ¿Y si me la destroza? La solución a todas esas preguntas y preocupaciones pasa por hacer un buen contrato de arrendamiento y tener en cuenta algunos aspectos importantes antes de firmarlo. En este post, y gracias a nuestra experiencia, te detallaremos algunos consejos básicos a tener muy en cuenta a la hora de alquilar tu vivienda y que, con toda seguridad, te evitarán pleitos en el futuro.

Seleccionar al inquilino de manera cuidadosa.

El mejor remedio para evitar los quebraderos de cabeza que supone dar con un inquilino moroso es la prevención. Elegir bien a vuestro inquilino es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta para alquilar con seguridad tu vivienda. ¿Y cómo puedo hacer para conocerlo un poco más?:

– Solicitándole su nómina y contrato de trabajo, con el fin de comprobar su capacidad para pagar y su situación laboral, si es o no estable.

– Hacer una búsqueda en los diferentes registros de morosos que existen para averiguar si alguna vez ha estado en esa lista por tener problemas de pago.

–  Preguntarle si ha estado de alquiler anteriormente y que te diga los arrendatarios para pedirles referencias de él.

 

2º Hacer el contrato de arrendamiento por escrito.

Una vez hayas encontrado al candidato idóneo, aunque nada impide que un contrato de alquiler sea verbal, es muy recomendable que lo hagas por escrito. En caso contrario, si se produjera una discusión sobre algún aspecto del mismo sería difícil acreditar los pactos que se hayan acordado, porque como dice un refrán muy conocido por todos, al final “las palabras se las lleva el viento”. Además, el contrato debe ser firmado por todas las partes, por duplicado y en todas las hojas para evitar que luego puedan ser sustituidas o modificadas.

 

3º Hacer un inventario detallado de lo que se encuentra la vivienda.

 Otra de las precauciones a tener muy presente es la de hacer un inventario detallado sobre el estado de la vivienda y de todos los muebles, enseres, electrodomésticos, etcétera, que ésta contiene. Te aconsejamos que lo hagas incluso mediante fotografías. ¿Y qué ganas con ello?

– En primer lugar, el inventario te ayudará a acreditar todo lo que hay dentro de la vivienda y es tuyo, y con ello evitar la tentación del inquilino de llevárselo cuando termine el alquiler.

– Además, también certificas como se encontraba la vivienda cuando entró el inquilino, cuestión importante en caso de que surjan discrepancias sobre su estado de conservación y desperfectos que pudieran aparecer con posterioridad.

 

4º Pide garantías al inquilino.

 Tanto para asegurarse el pago del alquiler como los desperfectos que pudiera ocasionar el inquilino en la vivienda durante su estancia, te aconsejamos que exijas garantías ¿qué tipo de garantías?

– Una fianza que suele ser el equivalente a un mes de alquiler y se hace en el momento de formalizarse el contrato. Se utiliza para hacer frente a los desperfectos que pueda haber provocado el inquilino durante su estancia. Si han existido desperfectos se utilizará la fianza y si no han existido se le devolverá al inquilino. Esta garantía es la que exige la ley, pero, además, la propia Ley permite establecer de manera adicional otras garantías como las que a continuación os mostramos.

– Un aval, ya sea de un banco o una persona conocida por el inquilino, que nos asegurará que recibiremos los cobros correspondientes del alquiler. En caso de que el inquilino no pague, el banco o la persona que avale responderá por ello.

– Otras garantías adicionales, como por ejemplo exigirle al inquilino que pague una o dos mensualidades extra, o una cantidad fija, para garantizar tanto impagos de renta como posibles desperfectos.

– Una última opción es que acuerdes o exijas al inquilino la contratación con una compañía de seguros de un seguro de impago o desperfectos. Este tipo de seguros puede cubrir ya no solo los impagos o desperfectos ocasionados por inquilinos en la vivienda, sino también otros aspectos importantes como los gastos judiciales de abogado y procurador en caso de tener que acudir al juzgado.

 

5º Exige que el inquilino se dé alta de los suministros de la vivienda.

Por último, no cometas el error de cambiar únicamente el número de cuenta bancaria respecto de los suministros de que dispone la vivienda (luz, agua, gas, teléfono, etc.). No es suficiente con el cambio de domiciliación bancaria del pago de los mismos.

Debes exigir al propio inquilino que sea él quien dé de alta estos servicios a su nombre, ya que así será él el responsable del pago de los mismos, y si no lo hace será a quien se los corten y el único deudor.

¿Qué pasa si no haces esto? Si eres tú quien tiene dados de alta a tu nombre los suministros, te verás en la obligación de pagarlos aunque el inquilino no lo haga, y encima no podrás cortar o dar de baja el servicio mientras siga vigente el contrato y viviendo el inquilino, puesto que tu conducta podría ser considerada como un delito penal de coacciones.
Ya has visto cuáles son los aspectos que para nosotros son imprescindibles para alquilar tu casa con tranquilidad y nos gustaría saber si tú tienes alguno más que para ti sea de utilidad. Déjanos un comentario. Te lo agradeceremos mucho. Y si quieres saber más ponte en contacto con nosotros