Entradas

MEDIDAS CAUTELARES EN EL PROCESO DE FAMILIA-MEDIDAS PROVISIONALES

         Tras la ruptura de la relación de pareja, una de las situaciones que más tensiones provoca entre los padres, es carecer de una pautas o reglas que les permita regular las relaciones entre padres e hijos.

En muchas ocasiones sometidos por el dolor de la ruptura, se hace inviable alcanzar un mínimo de consenso que les permita distribuirse, sin tensiones ni reproches, el tiempo y las obligaciones con los hijos comunes.

Lo que antes de la ruptura era habitual y cotidiano, ahora se ve como un posible peligro a perder en el juicio, y la relación entre padres se tensa cada vez más.

Para poner fin a esa situación de incertidumbre, se hace necesario disponer de unas pautas, o reglas esenciales iniciales, de cara a saber cómo repartirse las obligaciones con los hijos. Uno de los procedimientos legalmente habilitados para ello es el proceso de medidas provisionales.

las medidas provisionales son el proceso para establecer de inicio una regulación paterno filial

¿QUÉ SON LAS MEDIDAS PROVISIONALES?

 Legalmente son las medidas cautelares en el proceso de familia. De forma más entendible, es aquel procedimiento legal al que se acude al inicio de la ruptura de pareja para establecer unas primeras normas de reparto, de las obligaciones familiares con respecto a los hijos. Sirve para que el juez establezca de forma provisional, hasta que se dicte la sentencia definitiva en el procedimiento principal (divorcio, guarda o custodia), las primeras medidas en relación a los siguientes aspectos:

1.- Guardia y Custodia.

Indicar con cual de los progenitores deben permanecer y convivir los hijos menores.

2.- Régimen de Visitas, estancias y comunicaciones.

Se determina los horarios de visita entre semana, y estancia en fines de semana y vacaciones, de los hijos con el padre o madre no custodio, así como las comunicaciones vía llamada telefónica.

3.- Pensión de alimentos.

Se fija el importe mensual de contribución del padre o madre no custodio, en el desarrollo del hijo menor de edad.

4.- Uso y disfrute del domicilio familiar.

Se establece quien de los dos padres y, en muchas ocasiones, titulares de la vivienda familiar común, se queda con el uso y disfrute de la vivienda.

5.- Posible prohibición de salida del territorio nacional por peligro de sustracción de menores.

Ante el posible riesgo de sustracción de los hijos menores, en las medidas provisionales se puede solicitar la prohibición de salida del territorio nacional o la prohibición de expedición o retirada del pasaporte.

6.- Medidas de reparto o administración de bienes comunes o privativos de especial uso en las cargas del matrimonio.

Aunque en la práctica las medidas provisionales se suelen centrar más en las 5 medidas anteriores, la ley también contempla que se establezcan medidas de reparto o administración sobre los bienes comunes o privativos, que son usados en el matrimonio.

Este tipo de situaciones suele ser muy útil en situaciones de negocios familiares comunes, en los que se hace necesario determinar judicialmente, para evitar disputas hasta que se proceda a iniciar el proceso de reparto de bienes, quien de los esposos será quien siga con la gestión y administración del negocio.

la regulación legal sobre las medidas provisionales la encontramos en el código civil y en la ley de enjuciamiento civil

¿DÓNDE SE REGULAN LAS MEDIDAS PROVISIONALES O MEDIDAS CAUTELARES EN EL PROCESO DE FAMILIA?

Los aspectos que se pueden discutir en las medidas cautelares en el proceso de familia, o el llamado proceso de medidas provisionales, vienen detallados en dos de nuestros más importantes textos legales. La LEC (Ley de enjuiciamiento civil) y en el Código Civil.

El artículo 103 del código civil reseña qué contenidos son objeto de debate en las medidas provisionales:

Admitida la demanda, el Juez, a falta de acuerdo de ambos cónyuges aprobado judicialmente, adoptará, con audiencia de éstos, las medidas siguientes:

1.ª Determinar, en interés de los hijos, con cuál de los cónyuges han de quedar los sujetos a la patria potestad de ambos y tomar las disposiciones apropiadas de acuerdo con lo establecido en este Código y, en particular, la forma en que el cónyuge que no ejerza la guarda y custodia de los hijos podrá cumplir el deber de velar por éstos y el tiempo, modo y lugar en que podrá comunicar con ellos y tenerlos en su compañía.

Excepcionalmente, los hijos podrán ser encomendados a los abuelos, parientes u otras personas que así lo consintieren y, de no haberlos, a una institución idónea, confiriéndoseles las funciones tutelares que ejercerán bajo la autoridad del juez.

Cuando exista riesgo de sustracción del menor por alguno de los cónyuges o por terceras personas podrán adoptarse las medidas necesarias y, en particular, las siguientes:

  1. a) Prohibición de salida del territorio nacional, salvo autorización judicial previa.
  2. b) Prohibición de expedición del pasaporte al menor o retirada del mismo si ya se hubiere expedido.
  3. c) Sometimiento a autorización judicial previa de cualquier cambio de domicilio del menor.

2.ª Determinar, teniendo en cuenta el interés familiar más necesitado de protección, cuál de los cónyuges ha de continuar en el uso de la vivienda familiar y asimismo, previo inventario, los bienes y objetos del ajuar que continúan en ésta y los que se ha de llevar el otro cónyuge, así como también las medidas cautelares convenientes para conservar el derecho de cada uno.

3.ª Fijar, la contribución de cada cónyuge a las cargas del matrimonio, incluidas si procede las «litis expensas», establecer las bases para la actualización de cantidades y disponer las garantías, depósitos, retenciones u otras medidas cautelares convenientes, a fin de asegurar la efectividad de lo que por estos conceptos un cónyuge haya de abonar al otro.

Se considerará contribución a dichas cargas el trabajo que uno de los cónyuges dedicará a la atención de los hijos comunes sujetos a patria potestad.

4.ª Señalar, atendidas las circunstancias, los bienes gananciales o comunes que, previo inventario, se hayan de entregar a uno u otro cónyuge y las reglas que deban observar en la administración y disposición, así como en la obligatoria rendición de cuentas sobre los bienes comunes o parte de ellos que reciban y los que adquieran en lo sucesivo.

5.ª Determinar, en su caso, el régimen de administración y disposición de aquellos bienes privativos que por capitulaciones o escritura pública estuvieran especialmente afectados a las cargas del matrimonio.

las medidas provisionales previas a la demanda tienen una vigencia de 30 días hábiles

 ¿CUÁL ES EL PLAZO DE VIGENCIA DE LAS MEDIDAS PROVISIONALES?

Las medidas provisionales tienen un plazo limitado de vigencia de 30 días hábiles, desde que se dicta el auto en el que se establecen.

Por ello, es importante que memorices medidas provisionales 30 días hábiles.

Si transcurrido el plazo de 30 días hábiles no se ha presentado la demanda principal (divorcio, guarda o custodia), las medidas quedan sin efecto y volvemos a la situación de partida, carente de regulación o norma y, si no hay un mínimo consenso, cualquier posible desencuentro se convierte en la excusa perfecta para discutir.

¿CÓMO SE PUEDEN SOLICITAR LAS MEDIDAS PROVISIONALES?

La forma sobre cómo actuar viene regulada en la LEC (Ley de enjuiciamiento civil). Las medidas paterno filiales LEC tienen 2 medios de iniciarse:

1.- Con carácter previo a la demanda

2.- Junto con la demanda principal

1.- CON CARÁCTER PREVIO A LA DEMANDA.

Son las llamadas legalmente medidas provisionalísimas o previas a la demanda. Se solicitan de forma independiente y con el ánimo de disponer de una regulación mínima temporal, que permita tener las bases de las relaciones post ruptura. Su regulación viene establecida en el artículo 771 LEC:

  1. El cónyuge que se proponga demandar la nulidad, separación o divorcio de su matrimonio puede solicitar los efectos y medidas a que se refieren los artículos 102 y 103 del Código Civilante el tribunal de su domicilio.

Para formular esta solicitud no será precisa la intervención de procurador y abogado, pero sí será necesaria dicha intervención para todo escrito y actuación posterior.

  1. A la vista de la solicitud, el secretario judicial citará a los cónyuges y, si hubiere hijos menores o incapacitados, al Ministerio Fiscal, a una comparecencia en la que se intentará un acuerdo de las partes, que señalará el secretario judicial y que se celebrará en los diez días siguientes. A dicha comparecencia deberá acudir el cónyuge demandado asistido por su abogado y representado por su procurador.

De esta resolución dará cuenta en el mismo día al Tribunal para que pueda acordar de inmediato, si la urgencia del caso lo aconsejare, los efectos a que se refiere el artículo 102 del Código Civil y lo que considere procedente en relación con la custodia de los hijos y uso de la vivienda y ajuar familiares. Contra esta resolución no se dará recurso alguno.

  1. En el acto de la comparecencia a que se refiere el apartado anterior, si no hubiere acuerdo de los cónyuges sobre las medidas a adoptar o si dicho acuerdo, oído, en su caso, el Ministerio Fiscal, no fuera aprobado en todo o en parte por el Tribunal, se oirán las alegaciones de los concurrentes y se practicará la prueba que éstos propongan y que no sea inútil o impertinente, así como la que el Tribunal acuerde de oficio. Si alguna prueba no pudiera practicarse en la comparecencia, el secretario judicial señalará fecha para su práctica, en unidad de acto, dentro de los diez días siguientes.

La falta de asistencia, sin causa justificada, de alguno de los cónyuges a la comparecencia podrá determinar que se consideren admitidos los hechos alegados por el cónyuge presente para fundamentar sus peticiones sobre medidas provisionales de carácter patrimonial.

  1. Finalizada la comparecencia o, en su caso, terminado el acto que se hubiere señalado para la práctica de la prueba que no hubiera podido producirse en aquélla, el tribunal resolverá, en el plazo de tres días, mediante auto, contra el que no se dará recurso alguno.
  2. Los efectos y medidas acordados de conformidad con lo dispuesto en este artículo sólo subsistirán si, dentro de los treinta días siguientes a su adopción se presenta la demanda de nulidad, separación o divorcio.

2.- JUNTO CON LA DEMANDA.

Tal y como se establece en el artículo 773 LEC, las medidas provisionales pueden ser solicitadas junto con la demanda principal, son las llamadas, legalmente hablando, medidas provisionales coetáneas a la demanda principal.

Legalmente, se abre lo que llamamos un incidente judicial dentro del proceso principal (de divorcio o custodia), que no es más que un nuevo proceso derivado del principal, que dispone de número propio en el que se van a discutir esas medidas.

Las medidas provisionales son un proceso paralelo previo y más rápido, en el que se presentan ante el juez los puntos básicos para establecer una primera regulación, que sirva para evitar disputas por falta de consenso entre las partes.

Veamos el contenido del art. 773 LEC:

  1. El cónyuge que solicite la nulidad de su matrimonio, la separación o el divorcio podrá pedir en la demanda lo que considere oportuno sobre las medidas provisionales a adoptar, siempre que no se hubieren adoptado con anterioridad. También podrán ambos cónyuges someter a la aprobación del tribunal el acuerdo a que hubieren llegado sobre tales cuestiones. Dicho acuerdo no será vinculante para las pretensiones respectivas de las partes ni para la decisión que pueda adoptar el tribunal en lo que respecta a las medidas definitivas.
  2. Admitida la demanda, el tribunal resolverá sobre las peticiones a que se refiere el apartado anterior y, en su defecto, acordará lo que proceda, dando cumplimiento, en todo caso, a lo dispuesto en el artículo 103 del Código Civil.
  3. Antes de dictar el Tribunal la resolución a que se refiere el apartado anterior, el Secretario judicial convocará a los cónyuges y, en su caso, al Ministerio Fiscal, a una comparecencia, que se sustanciará conforme a lo previsto en el artículo 771.

Contra el auto que se dicte no se dará recurso alguno.

  1. También podrá solicitar medidas provisionales el cónyuge demandado, cuando no se hubieran adoptado con anterioridad o no hubieran sido solicitadas por el actor, con arreglo a lo dispuesto en los apartados precedentes. La solicitud deberá hacerse en la contestación a la demanda y se sustanciará en la vista principal, cuando ésta se señale dentro de los diez días siguientes a la contestación, resolviendo el tribunal por medio de auto no recurrible cuando la sentencia no pudiera dictarse inmediatamente después de la vista.

Si la vista no pudiera señalarse en el plazo indicado, el Secretario judicial convocará la comparecencia a que se refiere el apartado 3 de este artículo.

  1. Las medidas provisionales quedarán sin efecto cuando sean sustituidas por las que establezca definitivamente la sentencia o cuando se ponga fin al procedimiento de otro modo.

¿CÓMO SE ESTABLECE EL CONTENIDO DE LAS MEDIDAS PROVISIONALES?

Como hemos visto en el punto anterior, el contenido de las medidas provisionales se puede establecer de 2 maneras:

1.- Por MUTUO ACUERDO.

2.- De forma CONTENCIOSA, o a través de VISTA O COMPARECENCIA.

La mejor manera de regular las medidas iniciales con los hijos es de mutuo acuerdo

1.- MUTUO ACUERDO.

Si ambas partes alcanzan un acuerdo respecto al contenido que desean establecer de forma provisional. en la regulación de sus relaciones paterno filiales. pueden ponerlo en conocimiento del juzgado para que este proceda a reflejarlo en el AUTO.

 Si no existe acuerdo no queda más remedio que celebrar la comparecencia de medidas provisionales

2.- De forma CONTENCIOSA.

Si no hay posibilidad de acuerdo, se procederá a realizar una vista oral, o comparecencia 771 Lec, que es una vista que se realiza en sede judicial, en el que se escuchan los argumentos de ambas partes y se practican aquellos medios de prueba que soliciten las partes, de cara a que el juez disponga de los argumentos necesarios para poder decidir sobre el contenido de las medidas provisionales.

Debemos saber que, en la práctica, las medidas provisionales se suelen reducir al interrogatorio de las partes y, en su caso, documental o testifical, pero de una forma muy reducida, ya que se trata de unas medidas provisionales previas a la resolución sobre el fondo en el pleito principal.

En la mayoría de las ocasiones, el AUTO se limita a legalizar la situación que de hecho se está realizando tras la ruptura de la relación de pareja.

Cada vez resulta más complicado que los jueces de familia autoricen la realización de pruebas e informes psicosociales, de cara a disponer de argumentos para justificar la atribución de la custodia en favor de uno u otro. En las medidas, salvo supuestos muy graves, no se suele autorizar la elaboración de informes por los gabinetes psicosociales.

las medidas provisionales tratan de fijar de inicio las reglas de reparto de los tiempos con los hijos y las medidas urgentes pretenden cambiar una regulación previa que no puede cumplirse

DISTINCION ENTRE MEDIDAS PROVISIONALES COETANAS Y MEDIDAS PROVISIONALES URGENTES

La principal distinción es que las medidas provisionales parten de una falta de regulación en las relaciones paterno filiales, y lo que tratan es de establecer una regulación, y las medidas urgentes suelen querer un cambio respecto a medidas ya existentes, que por circunstancias especialmente urgentes hacen preciso una valoración o resolución inmediata previa a la interposición de un proceso de modificación, para que se modifique el contenido de lo regulado.

Un ejemplo de medidas urgentes es la solicitud del cambio de custodia temporal, mientras se procede a solicitar la modificación de medidas por la existencia de una situación de riesgo para los menores, por ejemplo, ante la existencia de una custodia compartida en la que se ha producido una agresión al menor, y se hace necesario paralizar el contacto temporal entre padre e hijo mientras se restauran los lazos en esa relación.

¿CUANDO SON EFECTIVAS LAS MEDIDAS PROVISIONALES?

Cuando estamos en una situación de alto conflicto, que nos impide llegar a un entendimiento para pactar el ritmo de visitas y estancias y, además, nos corresponde por residencia un juzgado más lento de lo habitual en sus trámites.

Hemos llegado a vivir esperas de años entre la presentación de la demanda y la vista principal, por lo que en estos supuestos se hace imprescindible disponer de unas medidas provisionales, que nos permita regular las relaciones padres-hijos que eviten la generación de más tensiones.

 Las medidas provisionales son realmente efectivas para calmar el tira y afloja habitual de los recién divorciados. Al inicio de la ruptura nadie quiere ceder, todo el mundo quiere tener la razón, y que el juez establezca las medidas iniciales ayuda a rebajar las tensiones, al estar establecido por Auto todo lo que afecta a cómo se deben realizar las visitas, recogidas o estancias, el importe que se debe de pagar mensualmente, o quien se queda en el uso de la casa. Todo esto ayuda evitar esas tiranteces continuas habituales cuando no hay nada regulado, y todo pasa por el entendimiento entre dos personas que ahora mismo no pueden entenderse por su estado de agitación emocional.

la comparecencia prevista en el articulo 771 es el juicio de medidas provisionales

¿COMO SE DESARROLLA LA VISTA MEDIDAS PROVISIONALES DIVORCIO CONTENCIOSO?

Con carácter previo al inicio de la comparecencia, es norma habitual de los juzgados de familia el tratar de fomentar el acuerdo o la conciliación de posturas.

Para ello, se hará el habitual “que pasen primero los letrados” al objeto de que su señoría, y el fiscal presente en sala, puedan conocer en qué punto se complican las negociaciones y tratar de impulsar el acuerdo.

De no alcanzarse el acuerdo, la vista empezará con la ratificación en sala de la demanda por parte del demandante y la oposición a su contenido expuesta de forma oral por el demandado.

Acto seguido se propondrán las pruebas que cada parte va a usar en la vista de cara a demostrar sus argumentos.

En estas comparecencias los jueces no suelen admitir excesivos medios de prueba y en la mayoría de las ocasiones se limita a escuchar a cada una de las partes (el llamado interrogatorio de partes), y como mucho algún testigo directo que pueda acreditar alguna circunstancia realmente relevante, o de interés para la posible decisión judicial.

En muchas ocasiones el auto de medidas provisionales recoge la forma en la que en la práctica se está desarrollando el reparto de tiempos. Si es la madre la que convive con los hijos se suele recoger la custodia exclusiva materna, sin perjuicio de que, en la vista principal, a la vista de las pruebas definitivas, se pueda conseguir una custodia compartida.

Debemos destacar en este sentido el contenido del artículo 773.1 Lec, que es el siguiente:

  1. El cónyuge que solicite la nulidad de su matrimonio, la separación o el divorcio podrá pedir en la demanda lo que considere oportuno sobre las medidas provisionales a adoptar, siempre que no se hubieren adoptado con anterioridad. También podrán ambos cónyuges someter a la aprobación del tribunal el acuerdo a que hubieren llegado sobre tales cuestiones. Dicho acuerdo no será vinculante para las pretensiones respectivas de las partes ni para la decisión que pueda adoptar el tribunal en lo que respecta a las medidas definitivas.

En él se deja claramente establecido que, aunque se pacte en medidas provisionales un régimen de custodia exclusiva para una de las partes, ello no significa que ya quede condicionado el resultado de la vista principal.

Así que, no tengas miedo o temor en aceptar un acuerdo que permita de inicio rebajar las tensiones. En nuestra practica diaria vemos que, una vez superada la primera barrera del acuerdo, en esta fase se aumentan las posibilidades de entendimiento en la vista principal. Conseguir un sí ayuda y favorece el acuerdo.

¿SE PUEDEN MODIFICAR LAS MEDIDAS PROVISIONALES?

Para su respuesta debemos acudir al contenido del artículo 772 de la LEC:

  1. Cuando se hubieren adoptado medidas con anterioridad a la demanda, admitida ésta, el Secretario judicial unirá las actuaciones sobre adopción de dichas medidas a los autos del proceso de nulidad, separación o divorcio, solicitándose, a tal efecto, el correspondiente testimonio, si las actuaciones sobre las medidas se hubieran producido en Tribunal distinto del que conozca de la demanda.
  2. Sólo cuando el Tribunal considere que procede completar o modificar las medidas previamente acordadas ordenará que se convoque a las partes a una comparecencia, que señalará el Secretario judicial y se sustanciará con arreglo a lo dispuesto en el artículo anterior.

Contra el auto que se dicte no se dará recurso alguno.

En principio las medidas provisionales previas a la demanda sólo pueden ser modificadas o complementadas, de ser considerado necesario, porque el contenido existente en el mismo no sea adecuado o las circunstancias hayan variado en tal medida que sea necesario su modificación.

En muchos supuestos, ante estas situaciones, lo que se suele emplear es el recurso de las medidas provisionales urgentes contempladas en el artículo 158 del Código Civil, aunque debemos saber que el medio habitual de modificación de las medidas provisionales es la vista principal, que es la que deja sin efecto su contenido y lo sustituye por el de la vista principal.

El tiempo que tarda el juzgado en dictar el auto de medidas provisionales va a depender de cada juzgado, pero normalmente son rápidos

¿CUANTO TARDAN EN DICTAR SENTENCIA EN MEDIDAS PROVISIONALES?

Como en todo lo relacionado a tiempos judiciales, va a depender del juzgado, pero de manera habitual no suele tardar mucho más de una semana porque, o bien se alcanza un acuerdo y el juez recurre en sala a dictar sentencia “in voce”, es decir, a dictar su contenido de viva voz en sala y hacerla efectiva desde ese mismo instante, o bien dicta el Auto a los pocos días de la comparecencia.

Al ser unas medidas urgentes y provisionales, se suelen dictar con mucha premura para que las partes dispongan de unas reglas iniciales, que permita evitar el estar de forma continua entendiéndose o pactando.

¿EXISTEN MEDIDAS PROVISIONALES PAREJA NO CASADA?

Aunque en la regulación legal se habla siempre de matrimonio o divorcio, se aplica por analogía, y todo lo indicado es perfectamente válido para las parejas que no han formalizado contrato matrimonial pero que si tienen hijos en común.

¿QUÉ OCURRE SI SE PRODUCE EL INCUMPLIMIENTO MEDIDAS PROVISIONALES?

El Auto de medidas provisionales es ejecutivo y si se incumple su contenido se puede solicitar su ejecución ante el juez que lo dictó.

Pongamos un ejemplo, si el obligado al pago de la pensión de alimentos, conforme al Auto de medidas provisionales, no cumple con su obligación, se puede presentar ante el juez que lo dictó una demanda de ejecución solicitando el pago de todos los meses no abonados.

Si estás en esta situación te recomendamos la lectura de nuestro post.    https://casasempereabogados.com/como-poner-una-demanda-de-pension-alimenticia/ , que aunque se explica desde la perspectiva de una sentencia de juicio principal, es perfectamente aplicable para el supuesto de que todavía te encuentres con la aplicación del Auto de medidas provisionales.

El juzgado iniciará el oportuno proceso de ejecución y embargo de bienes para conseguir el pago de las pensiones impagadas.

¿Te ha parecido útil la información de este post?

Te pedimos encarecidamente dos favores:

 

1.- Si quieres recibir más contenidos de valor, te animamos a que nos sigas en Facebook. Publicamos prácticamente a diario contenido de valor.

No querrás perdértelo, ¿no?

Dale me gusta y empieza a disfrutar de todos los contenidos en video que subimos cada semana.

Si piensas que este post aporta valor, te pedimos que lo compartas en tus redes sociales. Ayúdanos a que llegue al mayor número de personas posible. Dale a me gusta y, si tras leerlo todavía te queda alguna duda o pregunta más  y no encuentras respuesta, déjanos tu comentario explicándonos tu duda para podamos ayudarte.

Y si tienes alguna otra duda, te pedimos que la compartas con nosotros para poder ayudar a cuantos más padres y madres divorciados a despejar las dudas que el camino del divorcio o ruptura de pareja les provocan.

2.- Si eres de los que prefiere el video de YouTube, también puedes ayudarnos. Suscríbete a nuestro canal de YouTube 

 

 

Síguenos en instagram @casasempereabo, déjanos un comentario en la publicación de este post con un emoticono de corazón naranja y poniendo “yo soy un bendivorciado” y te anticiparemos de que vamos a escribir en nuestro post la semana que viene.

¿Te gustaría no volver a pisar un juzgado por un asunto relacionado con tus hijos?

¿Estas cansado de gastar dinero en abogados?

Necesitas aprender a ver tu divorcio desde otra perspectiva.

Te invitamos a que leas nuestra trilogía “BENDICE TU DIVORCIO” y que aprendas a cambia tu percepción de lo que vives a diario con tu divorcio. El verdadero secreto está en no culpabilizar a los demás y empezar a asumir el 100 % de responsabilidad de lo que vives.

En esta trilogía te transmito mi propia experiencia personal para que puedas acceder a los aprendizajes necesarios que te van a ayudar a salir del conflicto.

No esperes más, pincha en este enlace y cómpralos ahora mismo

Y deja de pagar dinero en abogados cada vez que salta un conflicto con tu ex. De verdad, te lo digo con la mano en el corazón. Casasempere abogados y yo, deseamos que empieces a vivir la vida que te mereces alejado de los juzgados.

Javier González González

Padre, Divorciado y experto apasionado del Área de Familia de Casasempere abogados

Muchas Gracias

PREGUNTAS Y RESPUESTAS

➡️ ¿Qué son las medidas provisionales?

Son el proceso que se utiliza para establecer unas primeras pautas para regular las relaciones paterno filiales. Si quieres saber de que manera se piden, te invitamos a que entres a leer nuestro post.

➡️ ¿De qué maneras se pueden solicitar medidas provisionales?

Existen 2 vías, las medidas previas a la demanda y las coetanas o presentadas junto con la demanda. Si quieres saber las diferencias entre cada una de ellas, entra y lee nuestro post.

➡️ ¿Qué se regula a través de las medidas provisionales?

Su contenido incluye 6 aspectos. Los 3 primeros son guarda y custodia, pensión de alimentos y régimen de visitas. Si quieres saber los otros 3 contenidos entra y lee nuestro post.

15 PREGUNTAS Y SUS RESPUESTAS PARA ENTENDER COMO ES UN JUICIO DE MODIFICACIÓN DE MEDIDAS

Una de las cosas que más tensión provoca a los padres y madres a lo largo del proceso de divorcio, o ruptura de pareja, con hijos menores, es el desconocimiento de cómo se desarrolla el juicio.

Y cuando hablamos de modificación de medidas, el nerviosismo es mayor porque, normalmente, ya llevan un periodo de tiempo en el que aplicaban unas medidas y ahora se ven de nuevo en la incertidumbre de no saber otra vez que va a pasar.

Poner decisiones sobre los hijos en manos de los juzgados es siempre una total incertidumbre. Por eso, en Casasempere abogados nos gusta decir que el juzgado es un parche temporal. Nunca es la solución definitiva a los problemas que un divorcio o ruptura de pareja plantea y, mucho menos, cuando en el conflicto hay niños en común.

Lo primero que tenemos que aclarar, antes de entrar en materia, es:

¿Qué es la modificación de medidas?

La modificación de medidas es el proceso judicial por el que solicitamos del juzgado que se cambie la regulación existente, respecto de un punto concreto, de lo actualmente establecido en sentencia o convenio regulador.

Como su nombre indica, busca modificar las medidas que regulan el día a día con respecto a la forma de custodia o forma de distribuirse el tiempo con los hijos menores, o cualquier otro aspecto de la regulación de las medidas respecto a las relaciones padres e hijos.

Normalmente la modificación de medidas se da porque existe un cambio de circunstancias respecto a temas como puede ser la opción de custodia, el reparto del tiempo o porque han variado circunstancias económicas que hacen necesario una subida de pensión o una bajada de la misma.

¿Cuáles son los principales temas por los que se plantea una modificación de medidas?

En nuestro día a día en los juzgados, podemos decir que los principales objetivos sobre los que se suele plantear en el juzgado una modificación de medidas son 3:

1.- modificación de medidas guarda y custodia

2.- modificación de medidas por cambio de circunstancias económicas.

3.- modificación de medidas por cambio de circunstancias en horarios o disponibilidad de tiempo.

1.- modificación de medidas guarda y custodia.

Suele ser la petición más frecuente en los procesos de modificación de medidas, y su objetivo prioritario en la mayoría de las ocasiones, es la solicitud por parte del padre del cambio de custodia de exclusiva materna a custodia compartida, normalmente, con alternancia semanal y equilibrio en la distribución de tiempos.

2.- modificación de medidas por cambio de circunstancias económicas.

Debido a una mejora en las circunstancias económicas del obligado a pagar la pensión de alimentos o por un empeoramiento de su vida laboral que le impide atender de forma adecuada sus obligaciones económicas.

Se suele plantear esta modificación de medidas que lo que busca es que se incremente el importe mensual de la pensión de alimentos a los hijos comunes o la rebaja por la imposibilidad de hacer frente al pago de todas las obligaciones económicas inherentes al papel de padres.

3.- modificación de medidas por cambio de circunstancias en horarios o disponibilidad de tiempo.

El cambio en los horarios de trabajo suele provocar la petición de una modificación de medidas para ajustar visitas o estancias con los hijos menores a los nuevos horarios laborales de los padres.

¿Cuáles son los medios en los que se puede plantear una modificación de medidas en el juzgado?

La modificación de medidas se puede tramitar, como casi todo en derecho de familia, de 2 formas:

1.- modificación de medidas de mutuo acuerdo o por vía amistosa. Mediante acuerdo ambos padres cambian o modifican aquellos apartados del acuerdo que necesiten ser modificados.

2.- modificación de medidas contenciosa o a través del enfrentamiento en el juzgado. Poner en manos del juez las decisiones sobre nuestros hijos.

Desde Casasempere abogados siempre recomendamos agotar la vía amistosa. Somos partidarios de que en temas relacionados con los hijos menores, quienes mejor los pueden subsanar, son los padres. Por eso, en la medida de lo posible tratamos de evitar el acabar ante un juez, para ajustar cuestiones que como padres deberíamos poder hablar y solucionar de forma cordial.

Lo lógico ante un cambio a peor en las circunstancias laborales del padre obligado al pago de pensión de alimentos, es que se pudiera hablar entre los padres y ajustar la pensión de alimentos a esas circunstancias.

Reconocemos que hay padres y madres “caraduras” que buscan sacar provecho de todas las situaciones en su vida con respecto a sus hijos. Sin embargo, la gran mayoría de las personas con las que nos cruzamos en nuestro día a día, son padres y madres responsables, y trabajadores, que desean cumplir con sus responsabilidades paterno filiales. Y que son los primeros interesados en disponer de un trabajo bien remunerado para cumplir con sus obligaciones. Estas variaciones suelen ser temporales porque son personas responsables que buscan mejorar en su vida, y son los primeros en moverse para cambiar su situación laboral.

Nosotros lo que solemos encontrarnos son padres que de forma temporal atraviesan un bache en su vida laboral. Que o bien se ven sin trabajo, o bien su jornada o salario se ve reducido, y ello les imposibilita de forma temporal, aunque de una manera aparentemente prolongada, a cumplir con el pago de la pensión de alimentos inicialmente establecida en el primer juicio o acuerdo, sobre divorcio o guarda y custodia.

Y se ven en la necesidad de negociar con su ex una rebaja temporal de la pensión de alimentos con el ánimo de evitar generar deuda y permitir el cumplir con sus obligaciones con respecto a sus hijos menores.

En muchos casos nos encontramos la oposición de la madre o padre custodio a admitir de forma amistosa un acuerdo de rebaja y el padre o madre obligado al pago mensual de la pensión de alimentos se ve obligado a solicitar una modificación medidas en el juzgado.

¿Cuáles son los requisitos de la modificación de medidas?

Tanto la doctrina como la jurisprudencia de nuestro Tribunal Supremo, han definido de manera precisa los requisitos esenciales que debe cumplir toda modificación de medidas para ser aceptada en un juzgado.

1.- Que exista un cambio de las circunstancias que se tuvieron en cuenta en su momento para regular el día a día de los padres con sus hijos.

2.- Que ese cambio de circunstancias sea importante o fundamental. Es decir, que ese cambio afecte a medidas principales del acuerdo o sentencia. No se admiten modificaciones de medidas de cuestiones accesorias.

3.- Que dicho cambio de circunstancias que aparece ahora, no se haya tenido en cuenta al momento de establecer la regulación ahora vigente. Que sea imprevisible o imprevista. Ajena a la voluntad de quien solicita la modificación.

Por ejemplo, si la rebaja de la pensión de alimentos se solicita tras haber provocado la pérdida de trabajo, se puede dejar sin efecto la rebaja.

4.- Que dicho cambio o alteración de las circunstancias evidencie signos de permanencia. Que no sea una alteración puntual o temporal que haga innecesario modificar el régimen existente.

Es decir, para que la modificación medidas sea aprobada en vía judicial, es necesario que, de mantenerse las medidas vigentes, se produzca un grave perjuicio para una de las partes, que haga necesario cambiar la regulación existente para evitar ese perjuicio.

De los 4 requisitos fundamentales el que mayor conflicto genera en los juzgados es la variación sustancial de las circunstancias o el acreditar la modificación de medidas por cambio de circunstancias.

¿Cuándo se entiende que hay una variación sustancial de las circunstancias?

Cuando existe un cambio en la vida del padre o madre que solicita la modificación, que no fue tenido en consideración a la hora de establecerse la regulación existente, lo que hace necesario que sea contemplado ahora. Y también hace necesario que la regulación acordada o impuesta por el juzgado deba ajustarse a las nuevas circunstancias personales o laborales del padre o madre solicitante del cambio.

Es decir, se entiende que existe esa variación sustancial de las circunstancias cuando la regulación existente en la sentencia o convenio regulador queda obsoleta o incompleta para atender las nuevas necesidades del padre o madre en relación al cambio que se ha producido en sus circunstancias personales o laborales.

¿Dónde se regula la modificación medidas?

Para saber dónde encontrar las normas que regulan el proceso de modificación de medidas tenemos que acudir a la Ley de Enjuiciamiento Civil, en adelante LEC. En concreto, a su art 775 LEC, cuya denominación es modificación de medidas definitivas:

1. El Ministerio Fiscal, habiendo hijos menores o incapacitados y, en todo caso, los cónyuges, podrán solicitar del tribunal que acordó las medidas definitivas, la modificación de las medidas convenidas por los cónyuges o de las adoptadas en defecto de acuerdo, siempre que hayan variado sustancialmente las circunstancias tenidas en cuenta al aprobarlas o acordarlas.

2. Estas peticiones se tramitarán conforme a lo dispuesto en el artículo 770. No obstante, si la petición se hiciera por ambos cónyuges de común acuerdo o por uno con el consentimiento del otro y acompañando propuesta de convenio regulador, regirá el procedimiento establecido en el artículo 777.

3. Las partes podrán solicitar, en la demanda o en la contestación, la modificación provisional de las medidas definitivas concedidas en un pleito anterior. Esta petición se sustanciará con arreglo a lo previsto en el artículo 773.

Este artículo nos desvela varios aspectos:

1.- Como hemos señalado en este post, nos señala el requisito fundamental para el legislador para que se acepte una modificación de medidas, que no es otro que las circunstancias tenidas en cuenta al aprobarlas o acordarlas hayan variado sustancialmente.

2.- Nos remite al art 770 LEC para saber cómo se desarrolla el procedimiento de modificación en el caso de que sea contencioso y al art. 777 LEC para el supuesto de que la modificación sea de mutuo acuerdo entre las partes.

3.- Nos abre la vía a la posibilidad de solicitar una comparecencia para la modificación de las medidas definitivas de manera temporal, o mientras se sustancia el procedimiento principal y, para ello, nos remite al art. 773 LEC.

Veamos con más detalle el contenido de cada uno de estos artículos de nuestra Ley de Enjuiciamiento civil.

El procedimiento a seguir para llevar a cabo la modificación de medidas viene establecido como hemos reseñado en el Art 770 LEC:

Las demandas de separación y divorcio, salvo las previstas en el artículo 777, las de nulidad del matrimonio y las demás que se formulen al amparo del título IV del libro I del Código Civil, se sustanciarán por los trámites del juicio verbal, conforme a lo establecido en el capítulo I de este título, y con sujeción, además, a las siguientes reglas:

1.ª A la demanda deberá acompañarse la certificación de la inscripción del matrimonio y, en su caso, las de inscripción de nacimiento de los hijos en el Registro Civil, así como los documentos en que el cónyuge funde su derecho. Si se solicitaran medidas de carácter patrimonial, el actor deberá aportar los documentos de que disponga que permitan evaluar la situación económica de los cónyuges y, en su caso, de los hijos, tales como declaraciones tributarias, nóminas, certificaciones bancarias, títulos de propiedad o certificaciones registrales.

2.ª La reconvención se propondrá con la contestación a la demanda. El actor dispondrá de 10 días para contestarla.

Sólo se admitirá la reconvención:

a) Cuando se funde en alguna de las causas que puedan dar lugar a la nulidad del matrimonio.

b) Cuando el cónyuge demandado de separación o de nulidad pretenda el divorcio.

c) Cuando el cónyuge demandado de nulidad pretenda la separación.

d) Cuando el cónyuge demandado pretenda la adopción de medidas definitivas, que no hubieran sido solicitadas en la demanda, y sobre las que el tribunal no deba pronunciarse de oficio.

3.ª A la vista deberán concurrir las partes por sí mismas, con apercibimiento de que su incomparecencia sin causa justificada podrá determinar que se consideren admitidos los hechos alegados por la parte que comparezca para fundamentar sus peticiones sobre medidas definitivas de carácter patrimonial. También será obligatoria la presencia de los abogados respectivos.

4.ª Las pruebas que no puedan practicarse en el acto de la vista se practicarán dentro del plazo que el Tribunal señale, que no podrá exceder de treinta días.

Durante este plazo, el Tribunal podrá acordar de oficio las pruebas que estime necesarias para comprobar la concurrencia de las circunstancias en cada caso exigidas por el Código Civil para decretar la nulidad, separación o divorcio, así como las que se refieran a hechos de los que dependan los pronunciamientos sobre medidas que afecten a los hijos menores o incapacitados, de acuerdo con la legislación civil aplicable. Si el procedimiento fuere contencioso y se estime necesario de oficio o a petición del fiscal, partes o miembros del equipo técnico judicial o del propio menor, se oirá a los hijos menores o incapacitados si tuviesen suficiente juicio y, en todo caso, a los mayores de doce años.

En las exploraciones de menores en los procedimientos civiles se garantizará por el Juez que el menor pueda ser oído en condiciones idóneas para la salvaguarda de sus intereses, sin interferencias de otras personas y, recabando excepcionalmente el auxilio de especialistas cuando ello sea necesario.

5.ª En cualquier momento del proceso, concurriendo los requisitos señalados en el artículo 777, las partes podrán solicitar que continúe el procedimiento por los trámites que se establecen en dicho artículo.

6.ª En los procesos que versen exclusivamente sobre guarda y custodia de hijos menores o sobre alimentos reclamados en nombre de los hijos menores, para la adopción de las medidas cautelares que sean adecuadas a dichos procesos se seguirán los trámites establecidos en esta Ley para la adopción de medidas previas, simultáneas o definitivas en los procesos de nulidad, separación o divorcio.

7.ª Las partes de común acuerdo podrán solicitar la suspensión del proceso de conformidad con lo previsto en el artículo 19.4 de esta Ley, para someterse a mediación.

¿cómo es un juicio de modificación de medidas?

La eterna duda que se plantea todo padre o madre que tiene que enfrentarse a un juicio de modificación de medias, es saber los pasos que se van a dar cuando llega el día del juicio.

Bien, veamos las distintas fases, o el esquema de la vista modificación medidas, que se vive dentro de la sala del juzgado, para que esa incertidumbre ya no te genere tanta angustia.

Dentro del juicio de modificación de medidas puedes distinguir 6 pasos o fases.

1.- La Conciliación judicial.

2.- La Ratificación demanda.

3.- La Contestación u oposición.

4.- La Proposición de pruebas.

5.- La Realización de pruebas.

6.- Las Conclusiones.

Veamos una a una con mayor detalle para que cuando estés dentro de la sala de vistas puedas identificar con claridad en qué fase te encuentras, y sepas cuánto le queda a tu juicio o lo que se está haciendo en cada momento.

1.- La Conciliación judicial.

Como su nombre indica es el intento de aproximación o acuerdo. En la mayoría de los juzgados de familia se intenta agotar la vía de la conciliación, y los jueces suelen intentar la aproximación de posturas previamente a dar inicio a la vista oral.

Se suele llamar previamente, al inicio del juicio, a los abogados a la sala de vistas, para tratar de favorecer el acuerdo. Para ello, en presencia del Ministerio Fiscal, se suele indagar por el juez o el mismo fiscal dónde está la distancia para tratar de conseguir un acuerdo entre las partes y que no haya necesidad de celebrar juicio.

Los fiscales o el propio juez suelen indicar de forma orientada a la posible celebración de la vista, de las circunstancias que aparecen en el expediente judicial hacía donde van a ir sus pasos, en el caso de tener que celebrarse juicio. Todo ello se hace para que sirva de estímulo o impulso al acuerdo.

Por ejemplo, si la distancia está en el importe de la pensión de alimentos que debe establecerse, el fiscal va a decir qué importe a la vista de las circunstancias va a solicitar en sala, de cara a que sirva a las partes para tratar de alcanzar un acuerdo en tal sentido.

O si la problemática es la aplicación de la custodia compartida, el juez puede dejar ver cuál es el criterio a aplicable por su sala respecto de las custodias compartidas o su preferencia en la implantación a la vista de los datos existentes y ello, favorecer que se alcance un acuerdo que permita su implantación progresiva en lugar de inmediata.

2.- Ratificación de la demanda.

Habiendo visto que el acuerdo es inviable por estar las posturas de ambas partes totalmente distanciadas, se da inicio a la vista oral con la entrada en sala de todas las partes.

Entonces empieza el juicio con la ratificación de la demanda por el demandante, que no es otra cosa que la formalidad legal de indicar a presencia del juez, que se afirma en el contenido de la demanda y que es su voluntad que se continúe con los trámites procesales.

En este punto, el demandante puede aprovechar para hacer matizaciones o variaciones siempre que no sean de tal entidad, ni produzcan un cambio importante en lo solicitado con la demanda.

Debemos tener presente que si al momento de la vista se pretende un cambio sustancial de la demanda, este cambio se va a denegar porque provocaría indefensión a la parte demandada, que ha venido al juicio para defenderse de lo que se había planteado en la demanda inicial.

No solemos darle el valor o la importancia necesaria a la demanda, y el 60 % del procedimiento se gana con el contenido de la demanda. Por ello, es muy importante acudir a abogados especializados en derecho de familia que sepan realmente qué puntos deben incluir y hacía donde deben dirigir con sus argumentos al juez para conseguir que se admita su petición.

3.- Contestación u oposición a la demanda.

Una vez ratificada la demanda por el demandante es el turno del demandado para ratificarse en su escrito de contestación y, en su caso, hacer alegaciones sobre las variaciones o matizaciones que se hayan podido introducir en el momento de la vista.

Tenemos que tener presente que debido a la lentitud de los juzgados en muchas ocasiones ha pasado año o año y medio (eso en el mejor de los casos) entre la demanda y la vista oral. Por eso, a veces se hace necesario modificar peticiones realizadas en la demanda, porque desde que se plantearon han variado las circunstancias expuestas.

Por ejemplo, si en demanda se había pedido una implantación progresiva de la custodia compartida por tramos de 3 meses, pero ha pasado más de un año desde que se presentó esa demanda, y los tramos indicados en demanda ya no tienen sentido en el momento de la vista porque el menor ha superado la edad establecida en la petición, se debe de actualizar o modificar esa petición para ajustarla al momento de la vista y que los plazos de implantación progresiva se ajusten a la fecha de la vista oral.

4.- La Proposición de pruebas.

Es el momento dentro del juicio en el que por orden, primero el demandante, se solicita del juez las pruebas que intenta presentar en la vista para defender su postura.

Se suele acompañar para su proposición la llamada “instructa de prueba”. Es un documento escrito con un listado detallado de los medios de prueba que se solicitan para desarrollar en el juicio.

Desde documentos nuevos a aportar en el propio acto de la vista y que no pudieron ser aportados en la demanda o contestación porque todavía no existían, hasta los datos de identificación de los testigos o peritos, que se desea que declaren a presencia judicial para defender nuestros argumentos ante el juez.

Una vez realizada la proposición de pruebas, el juez indica a las partes cuáles admite y cuáles deniega por innecesarias, según su criterio.

Los abogados hacen los oportunos recursos de reposición en el acto y constatan su protesta en acta, todo ello de cara al posterior recurso de apelación.

La aportación de los documentos de prueba adicionales, se hace en sala en este momento, dándose traslado a las partes de copia de los documentos. Tras admitirlos, el juez da paso a los abogados para que indiquen si hay algún detalle de los documentos que quieran poner de manifiesto.

Es el momento de impugnar el valor probatorio o discutir su autenticidad o veracidad de los documentos. Tras revisar esos documentos en el momento, los abogados hacen las alegaciones respecto a ellos que crean oportunas, siendo el juez el que finalmente termine indicando si los acepta como prueba o no.

5.- Realización de las pruebas.

Es realmente la esencia del juicio de modificación de medias, es en el que se empiezan a realizar las pruebas propuestas. Siempre empezando por las propuestas por el demandante.

Se suele empezar con el interrogatorio de las partes, después con el de los testigos y por último es el turno de los peritos (psicólogos, miembros del gabinete psicosocial, detectives).

Para tu tranquilidad debes saber que solo si la otra parte o el Ministerio Fiscal proponen tu interrogatorio, es cuando tendrás que hablar y contestar a las preguntas que te hagan el día del juicio.

La mayoría de Fiscales solicita el interrogatorio de las partes para conocer de los padres, de primera mano, los datos al momento de la vista oral.

Debes ser consciente que tu abogado no puede proponer tu interrogatorio y por eso, es muy importante contar con testigos para que puedan contar y explicar con detalle lo que ha sucedido, ya que si no lo pide el Ministerio Fiscal o la otra parte, tu versión de los hechos puede no salir a la luz en el juicio y el juez no podrá saber qué es lo que tú estás viviendo en realidad.

6.- Las conclusiones.

Realizadas todas las pruebas, se hacen unas alegaciones por los abogados, respecto al resultado de las pruebas que se han realizado en el juicio. En este momento, se trata de convencer por qué su postura debe ser la aceptada y admitida.

En los temas de custodias es muy importante estar atento a las conclusiones del Fiscal porque es donde va a indicar, a la vista de las pruebas realizadas, qué es lo que solicita como apropiado a su criterio y más favorable para los intereses del menor.

Si el Fiscal pide la custodia compartida, con casi total seguridad va a ser ese el pronunciamiento de la sentencia.

Ya sólo queda salir de sala y esperar a que el juez notifique la sentencia a las partes a través de los procuradores.

¿Cuál es el precio demanda modificación medidas?

Va a depender de los precios de cada despacho. No existen unas tarifas pre establecidas. Debemos recordar que las normas de honorarios profesionales existentes en los colegios profesionales sólo son obligatorias respecto a los supuestos de condena en costas.

Cada despacho tiene sus normas o precios. Pero lo que debemos recordar es que más que por precio debemos de buscar a nuestros abogados por la confianza y seguridad que nos trasladen con sus actuaciones.

El importe de los honorarios por modificación de medidas contencioso suele ser diferente o superior a los honorarios por modificación de medidas de mutuo acuerdo, puesto que en mutuo acuerdo no se realiza vista sino un convenio regulador con los nuevos acuerdos, y en el contencioso se hace necesario acudir a juicio y celebrar vista.

La relación abogado-cliente va más allá de la aplicación de normas en el juzgado. Estamos tratando temas muy delicados y sensibles. En Casasempere abogados lo que más nos gusta es que las personas que llegan a nuestro despacho empiezan como clientes y terminan siendo amigos, porque vivimos con ellos tan codo a codo su camino del divorcio o ruptura, que nuestra relación va mucho más allá de la mera relación profesional de abogado-cliente.

¿Qué pasa con las costas en modificación de medidas?

Debemos reseñar que en los procesos de familia, al menos en la primera instancia, no suele ser habitual que se condene en costas a la otra parte.

Las costas son los gastos y honorarios profesionales que se han tenido que invertir en el juicio para defender tus argumentos. Si se da la condena en costas, supone que la otra parte es la obligada al pago.

¿Quién paga las costas en una modificación de medidas?

Normalmente cada parte asume los gastos que haya tenido. Cada parte se hace cargo de los gastos de su abogado y procurador y, en todo caso, de haberse decidido así por el juez, en aquellos juzgados en los que no hay equipo psicosocial, se pagan por mitad los gastos de los psicólogos o peritos psicólogos que hayan intervenido para elaborar el informe.

¿Qué significa allanamiento demanda modificación medidas?

Significa que al momento de contestar a la demanda por escrito, se indica que se está conforme con la petición realizada por la otra parte, con lo que no hay oposición y se hace innecesario acudir a juicio.

El juicio está reservado para los supuestos en los que hay enfrentamiento entre las posturas de demandante y demandado. Si el demandado está conforme con lo que pide el demandante, se puede dictar sentencia sin necesidad de continuar los trámites del juicio y sin necesidad de generar más gastos.

¿Qué significa cosa juzgada en modificación de medidas?

La cosa juzgada es un término legal que se emplea para decir que los mismos hechos que se piden, discutidos por las mismas personas y ejercitando la misma acción ya ha sido resuelto con anterioridad en un juicio anterior.

A la modificación de medidas no le alcanza el valor de cosa juzgada, por lo que con posterioridad se pueden volver a plantear las mismas solicitudes.

Por ejemplo, si se ha solicitado el cambio de custodia y ha sido denegado, al año o en el momento en el que existan circunstancias que permitan acreditar la modificación, se puede volver a solicitar nuevamente.

Decimos al año porque suele ser el plazo de tiempo prudencial, establecido por la doctrina y la jurisprudencia, como periodo válido para entender que se ha producido una variación sustancial, aunque si hay causas o motivos que se puedan demostrar con anterioridad al año, se puede presentar desde el momento que se dispone de esos cambios fundamentales que afectan a lo regulado.

¿Se pueden modificar las medidas provisionales?

Ya habíamos visto que el artículo 775.3 LEC, que remitía al artículo 772 de la misma ley, decía que sí era posible, siempre que se den motivos que hagan necesario la modificación, complemento o cambio urgente de las medidas adoptadas previamente.

Art 772 LEC:

1. Cuando se hubieren adoptado medidas con anterioridad a la demanda, admitida ésta, el Secretario judicial unirá las actuaciones sobre adopción de dichas medidas a los autos del proceso de nulidad, separación o divorcio, solicitándose, a tal efecto, el correspondiente testimonio, si las actuaciones sobre las medidas se hubieran producido en Tribunal distinto del que conozca de la demanda.

2. Sólo cuando el Tribunal considere que procede completar o modificar las medidas previamente acordadas ordenará que se convoque a las partes a una comparecencia, que señalará el Secretario judicial y se sustanciará con arreglo a lo dispuesto en el artículo anterior.

Contra el auto que se dicte no se dará recurso alguno.

¿Qué significa en modificación de medidas reconvención?

La reconvención es cuando al recibir una demanda, la misma no solo se contesta por el demandado, sino que éste también puede hacer mención a nuevos hechos relacionados con esa demanda recibida, y además puede hacer una petición contra el demandante. Sería una especie de nueva demanda por el demandado dentro del procedimiento en el que ya hay una demanda contra él.

El ejemplo más claro es cuando se recibe una demanda de divorcio y se omite la pensión compensatoria que debería percibir la parte desfavorecida. La petición de pensión compensatoria es necesario introducirla bien al momento de presentar la demanda o en la contestación mediante la reconvención.

Es poner sobre la mesa de discusión del juzgado, hechos o peticiones que han sido omitidos y que no pueden discutirse si no se demanda.

¿Quieres un ver un modelo modificación de medidas?

Si sientes curiosidad por ver un modelo de demanda de modificación de medidas, sólo tienes que escribirnos un correo electrónico a info@casasempereabogados.com indicando tu nombre, tu teléfono móvil y el motivo por el que necesitas la modificación de medidas.

Nosotros te enviaremos encantados un modelo de demanda para que puedas saber cómo es.

Si te ha resultado útil la información de este post, te rogamos que lo compartas en tus redes sociales. Ayúdanos a que llegue al mayor número de personas posible. Dale a me gusta y déjanos un comentario explicándonos qué dudas tienes que no hayamos resuelto o que no te quedan suficiente clarificadas ante tu situación de no poder atender el pago de tus obligaciones económicas.

Te pedimos dos favores:

1.- Si quieres recibir más contenidos de valor te animamos a que nos sigas en Facebook https://www.facebook.com/casasempereabo/ dale me gusta y empieza a disfrutar de todos los contenidos en video que subimos cada semana.

2.- Si eres de los que prefiere el video de YouTube, también puedes ayudarnos. Suscríbete a nuestro canal de YouTube https://www.youtube.com/channel/UCxNUdE67AgtK581S3vzKFmQ?view_as=subscriber

Muchas Gracias

Javier González González

Padre, Divorciado y experto en el Area de Familia en Casasempere abogados.